El Lago Ness y sus misterios

· 7 abril, 2013

Hace poco hablábamos de Transilvania y de viajes a lugares misteriosos, pues aquí tenemos otro ejemplo de turismo con destino a un lugar inquietante. ¿Quién no ha oído hablar acerca del Lago Ness y del monstruo que (supuestamente) lo habita?

El monstruo del Lago Ness es una de las criaturas legendarias o mitológicas más conocidas a nivel mundial y sobre el que todos tienen alguna opinión. Este lago está situado en la región de los Highlands, una zona montañosa en el norte de Escocia rodeado de un bello paisaje.

La historia del monstruo del Lago Ness

Desde comienzos de la Edad Media se han registrado comentarios acerca de un monstruo en este aguas. Sin embargo, la primera vez que se habló en un medio de comunicación en el época moderna de “él” fue en el periódico local Inverness Courier, en 1868. Pero en 1933, cuando el mismo periódico hizo un reportaje en el que una pareja afirmaba haber visto un monstruo que rondaba la superficie del lago, fue el momento del nacimiento del mito tal como lo conocemos hoy. A partir de allí es que el supuesto monstruo comienza a ser centro de atracción mediática y comienzan las especulaciones acerca de si se trata de uno (o más) criaturas prehistóricas que habitan el lago, de seres sobrenaturales y otras teorías.

El otro gran hito para la leyenda fue cuando el 19 de abril en 1934 se dio a conocer una fotografía atribuida al cirujano R.K. Wilson, la cual se tomó como una  prueba verdadera de la existencia de la misteriosa criatura. En marzo de 1994 un señor llamado Marmaduke Wetherell admitió ser el verdadero autor de la fotografía y que realmente sólo se trataba de una figura de arcilla adosada a un submarino de juguete. La intención de Wetherell fue hacerle una broma al periódico al que le vendió la foto. No obstante, para entonces el mito ya estaba instalado y había subido a la categoría de creencia popular.

Desde entonces cientos o miles de personas han afirman haber avistado a la criatura, han surgido muchas más fotógrafos y filmaciones, se han hecho documentales, investigaciones serias, investigaciones de dudosa carácter científico, y otras ridículas. Pero nadie ha probado la existencia del monstruo.

Nessie

La versión en Minneapolis del monstruo del Lago Ness
La versión en Minneapolis del monstruo del Lago Ness

Lo que nadie pone en duda es Nessie es una atractivo turístico que reporta grandes ganancias para todos los habitantes de la región. Desde postales hasta tazas, pasando por camisetas y libretas, toda clase de souvenirs con la imagen del monstruo se venden en las tiendas de la zona. Además, son muchos los hoteles, comercios, y empresas de paseos en  embarcaciones, que funcionan gracias al monstruo. Tal vez es por ello se le puso el apelativo cariñoso de Nessie – quien hasta tiene su propio sito web oficial.

A favor de la existencia de la criatura se puede decir que el Lago Ness se formó de los bloques de hielo que conformaban las Highlands millones de años atrás, los cuales abrieron una profunda hendidura en el terreno. Cuando el hielo se transformó en agua, hace unos 10.000 años, es cuando surgió este lago de enormes dimensión, 35 kilómetros de largo, un kilómetro y medio de ancho y 250 metros de profundidad. Sus aguas de origen glaciar son extremadamente turbias a causa del alto contenido de sedimento procedente de los terrenos que lo rodean. En otras palabras, es muy difícil saber qué hay y qué no hay en ese lago.

Aunque se esté del lado de los escépticos, la belleza del paisaje de las Tierras Altas de Escocia, y de este lago cercano a la ciudad de Inverness, es suficiente motivo para emprender una excursión hasta allí. Y de todos modos, de regreso, siempre pueden decir que vieron “algo extraño” en Lago Ness…

Imágenes cortesía de conner395 y Mulad.