El Castillo de San Felipe en Cartagena, una fortaleza que te cautivará

· 21 enero, 2016

Colombia es uno de esos países que con su sabor, su gran cultura y su extraordinario pasado, cautivan a todo aquel afortunado que visite sus suelos. En esta nueva aventura, te llevaremos a los predios del Castillo de San Felipe en Cartagena, Colombia, donde el pasado aún se encuentra vivo, por eso… ¡Ven con nosotros a disfrutar de esta grandiosa fortaleza!

Acerca del Castillo de San Felipe

Castillo de San Felipe en Cartagena 2
Autor: descubriendoelmundo

Cuando recorremos las calles de la hermosísima y cautivadora ciudad colombiana de Cartagena de Indias, en la Avenida Antonio Arévalo, sector Pie del Cerro, divisamos en el horizonte –sobre la cima de una pequeña montaña una bella, antigua e imponente fortaleza, se trata del Castillo de San Felipe de Barajas.

Construido en 1536, su historia está llena de grandes batallas que se libraron desde esta fortaleza con la finalidad de defender a Cartagena de Indias de los constantes ataques de los ingleses y franceses que querían conquistarla, debido al esplendor y estratégica ubicación.

Sus enormes dimensiones, aunadas al estilo arquitectónico colonial –elaborado con rocas y ladrillos– le dan ese aspecto de supremacía que sobresalió desde su edificación y aún lo sigue haciendo en nuestros días, gobernando a la ciudad desde el cerro de San Lázaro.

Conociendo este extraordinario castillo

Castillo de San Felipe en Cartagena 3
Autor: Jack Zalium

Desde que te posas a los pies del castillo de San Felipe, sentirás lo que quizás experimentaron quienes trataron de conquistar este fortín hace más de 500 años, es decir, apabullados, ya que su enorme tamaño y la gran altura a la que está ubicado es algo sencillamente asombroso.

Asimilado esto, seguramente, no podrás esperar para subir los pasillos que conducen a la entrada a tu máxima velocidad. Una vez en la cima, tendrás las sensaciones que experimentaron quienes defendían el castillo –un aire de supremacía inexplicable. Muy probablemente, por sus características, el castillo no fue atacado más desde los inicios del siglo XVIII.

Estar ahí es una verdadera mezcla de emociones y sensaciones que te extasiarán porque es como viajar en una máquina del tiempo hacia el pasado, cuando el castillo de San Felipe estaba en pleno apogeo. Así que, no te puedes perder:

Los cañones

Castillo de San Felipe en Cartagena 4
Autor: Mark Koester

Aunque en sus inicios el castillo solo fue dotado de 8 cañones para su defensa, al final de sus tiempos se armó con 63 cañones de gran calibre, los cuales persuadían muy bien a sus enemigos de que no se acercaran a sus predios.

En la actualidad, podrás admirar en primera persona estas piezas de guerra que aún se encuentran apostadas en sus lugares originales. Probablemente, sentirás que eres un guerrero del siglo XVIII con deseos de dispararlos contra los enemigos.

Caminar por los pasillos externos

Castillo de San Felipe en Cartagena 5
Autor: Robyn Fleming

Sin lugar a dudas, cuando te posas a los pies del Cerro de San Lázaro y veas el castillo, pensarás “es enorme”, sin embargo, cuando camines por los pasillos externos y trates de recorrer todos los flancos, pensarás “es interminable”, por lo que podrás imaginar la sincronización y estrategia que debía mantenerse para mantener en funcionamiento militar a esta fortaleza.

El panorama

Castillo de San Felipe en Cartagena 6
Autor: Mark Koester

Solo estando en la cima podrás saber lo estratégica de la ubicación del Cerro de San Lázaro, en el que fue construido el castillo de San Felipe, ya que el panorama es impresionante y se puede observar cada movimiento de la ciudad y sus adyacencias.

Aunque hoy es una gran atracción turística, en los tiempos de batalla era sumamente importante para detectar los movimientos del enemigo con mucha anticipación y repelerlos exitosamente.

En conclusión, el castillo de San Felipe de Bajaras en Cartagena de Indias, Colombia, es una de esas estructuras militares protagonistas del pasado de esta nación, que se mantiene casi intacta después de más de 500 años.

Imágenes cortesía de: Roger W, descubriendoelmundo, Jack Zalium, Mark Koester, Robyn Fleming.