Cartagena de Indias, Colombia

Cartagena de Indias, Colombia

Tiene una posición geográfica abierta al mundo. Es puerto y playa de gran importancia en Colombia. Siempre lo ha sido y siempre lo será.

Desde siempre ha sido asentamiento importante para  la población de esas latitudes sudamericanas. Antes de Colón, había una gran población de aguerridos indios de la tribu “caribe”. Luego de convertirse en floreciente y hermosa ciudad colonial, se convirtió en el blanco de los ataques de los piratas de todas las nacionalidades. Luego de la declaración de independencia  de España, se convirtió en lugar preferido del asedio realista.

Ciudad heroica, ciudad alegre, ciudad vieja y nueva,  puerto de comercio, fuerte militar, escenario del realismo mágico de García Márquez  – Ver: “El Amor en los Tiempos del Cólera”, “Del Amor y otros Demonios” y “El Otoño del Patriarca” – , todo aquel que va a Cartagena queda hechizado para siempre.  ¡Es tan hermosa y vibrante que no se puede olvidar!

cartagena-arquitectura

Hermosa arquitectura colonial

Es una ciudad amurallada desde los tiempos de la colonia, pero dentro de su confinamiento militar están las más hermosas casas, plazas, calles e  iglesias de la colonia, recuerdos de la rica vida que se desarrolló en esta importante ciudad de la historia de la conquista y colonia española en Hispanoamérica. Una querida amiga que la visitó me habló acerca de lo bien conservada que está esa arquitectura centenaria, con este comentario: “Parece que las casas las hubieran terminado ayer”… ¡así de bien cuidadas están!

Destino favorito para los turistas de todas partes

En nuestro mundo moderno, la gente  de todas partes encuentra que Cartagena es una ciudad  fascinante. En 1984,  la UNESCO la declaró Tesoro de la Herencia Histórica del Mundo. Congresos, conferencias, festivales, encuentros internacionales, ¡toda clase de eventos! se celebran, a lo largo de todo el año, en Cartagena que está equipada para la permanente visita de las gentes de todo el planeta.

Entre el mar y la arquitectura, el visitante se siente rápidamente inclinado al romance. Eso es muy bueno para el turismo. Los visitantes colombianos y los extranjeros también  se sienten tentados al amor y lo expresan en paseos por el mar, en compras de flores y artesanías, en baile, juego, paseos y  comidas en restaurantes grandes y pequeños, sofisticados y sencillos.

Y no son sólo visitas… Hay incontables historias de personas que llegaron de visita y no se fueron jamás. García Márquez mismo se compró una casa en Cartagena para pasar largas temporadas allí.

Es una mezcla de gente alegre y paisaje hermoso, de historia heroica y de presente lleno de energía, alegría y romance. Es una fiesta que nunca se termina, sólo cambia de invitados. ¡Visite Cartagena de Indias y llénese el alma de recuerdos inolvidables!

Fotografía cortesía de Sebastián Restrepo-Calle

Te puede gustar