Detroit, de ser “la París del Oeste” a “La ciudad del motor”

· 6 mayo, 2013

Detroit es la ciudad más importante del estado de Michigan, posee algo más de un millón de habitantes y es famosa por su industria automovilística – se la conoce como “la ciudad del motor” – , y por ello un destino atractivo para los amantes de autos en general.

Detroit y su arquitectura

Detroit está situada en la zona norte centro de los Estados Unidos y fue fundada en el año 1701 por colonos franceses. Pronto comenzó a progresar, y se transformó por un tiempo en la capital de Michigan. Iniciado el siglo XX, debido a su arquitectura muy similar a los edificios parisinos, era conocida con otro apelativo, el de “la París del Oeste”.

Hoy, al visitar los muelles de Detroit se puede apreciar los variados estilos arquitectónicos de la ciudad. Edificios como la Torre Comerica del Centro de Detroit dan muestra del estilo neogótico, mientras que, el art decó se puede encontrar en edificios como Guardian Building, el Fischer Building, el Penobscot Building y el Cadillac Place. Claro muchos de estos edificios están ligado con el carácter de sede de algunas grandes industrias de automóvil.

Detroit y la industria automovilística

Los hechos históricos que determinaron que Detroit se transformara en la ciudad del motor fueron que, básicamente allí se instaló Henry Ford y construyó su primer automóvil, y luego grandes fabricantes del sector, como Dodge y de Chrysler, comenzaron una competencia por adueñarse del naciente mercado de la industria automovilística.

Como decíamos la arquitectura de Detroit es muy particular, allí conviven enormes rascacielos de oficinas, edificios históricos, galerías de arte y museos.

Miami Beach, un destino de clase mundial

Por ejemplo, Renaissance Center es un famoso complejo de siete rascacielos que están interconectados. Allí se encuentra la sede mundial de la General Motors. Un museo muy especial es el Henry Ford, una joya para los amantes del mundo del automóvil. Coches de todas diferentes épocas, desde algunos muy antiguos hasta los más lujosos, incluso el automóvil en el que el presidente Kennedy fue asesinado.

El Museo de Historia de Detroit es otro lugar donde se puede apreciar la evolución de la industria automovilística, así como un repaso que va desde la desde la fundación de la ciudad hasta nuestros días.

Detroit seguramente no sea una ciudad con tantos atractivos turísticos como otras urbes de Estados Unidos, pero sin duda tiene un encanto muy particular.

Imágenes cortesía de zombieite y Patricia Drury.