Consejos prácticos a la hora de visitar la Torre Eiffel

· 1 abril, 2013

Nadie piensa en visitar París y no pasar por el símbolo por excelencia de la ciudad. Por más que hay multitud de lugares que visitar en la capital francesa, pasar por La Ciudad luz y no subir a la Torre Eiffel es casi un pecado… A continuación les  ofrecemos algunos consejos para que la visita a este lugar, que siempre está atestado de turistas, sea lo más agradable posible.

La Torre Eiffel se encuentra en Champ de Mars, sobre el N° 5 de la Avenida Anatole France. En los alrededores del monumento podrán encontrar cajeros automáticos, punto de información turística, restaurantes y otros servicios útiles.

Hoy en día, la torre tiene unos 7 millones de visitantes al año, con lo cual supera al Empire State de Nueva York que “sólo” tienen 3,5 millones de visitantes por año. Por lo que, como se podrán imaginar, siempre hay una multitud de gente haciendo cola para subir a la Torre Eiffel.

Cómo evitar las colas para subir a la torre

Lo primero es no ir en las fechas y horas en las que concurre la mayoría de la gente, los fines de semana, por ejemplo. Lo mejor es ir a primera hora de la mañana y entre semana, también es una buena idea ir en la noche ya que la mayoría de los turistas prefieren subir a la Torre Eiffel durante el día para contemplar y tomar una mejores fotografías de la ciudad. Las colas para subir por las escaleras siempre son menores extensas que las colas para subir por los ascensores.

Vista desde la Torrre Eiffel

Otra opción interesante para evitar las colas para subir a la torre es comprar la entrada por Internet. En la web oficial de la Torre Eiffel, podrán adquirir entradas anticipadas. Con estos tickets se elige un día y una hora concreta para hacer la visita, que sólo serán válidas para esa fecha. Una ventaja extra de comprar el ticket por Internet es la entrada directa al monumento, sin cola o con una mucha menos extensa.

¿Subir por las escaleras o en ascensor?

Como decíamos, para subir a pie siempre hay menos colas, pero a tener en cuenta que esta no es un actividad física para cualquiera, son 1652 escalones para escalar.

La Torre Eiffel tiene tres pisos. Si bien al tercero sólo se puede llegar en ascensor, ya desde la primera planta (a 57 metros de altura) y desde la segunda (a 115 metros) se pueden ver hermosas vistas de la capital de Francia; y a ambas se puede subir por las escaleras.

Agasajar a su pareja con una cena romántica en uno de los restaurantes de la Torre Eiffel

Para aquellos que viajen a París en pareja y en plan escapada romántica, tienen disponible la opción de reservar una mesa en uno de los restaurantes de la torre, incluso desde el mismo sitio web oficial de la Torre Eiffel. Una cena allí, con París a los pies, en un restaurants como el Julio Verne, será un regalo inolvidable. ¡Pero cuidado con los precios que son realmente caros! Una ventaja extra es que quienes tienen reserva para ir a los restaurantes de la torre tienen entrada directa y no deben hacer largas colas.

Tomarse una fotografía con la Torre Eiffel como paisaje de fondo

Tomarse una fotografía con la Torre Eiffel como paisaje de fondo

En caso de que los consejos anteriores no sean opciones válidas, tomarse una fotografía con la torre como telón de fondo es una buena opción. Si bien al subir se apreciará una vista espectacular de la Avenida de los Campos Elíseos, el Arco del Triunfo y sus alrededor, y el hecho en sí de subir y conocer la torre es una experiencia única, no todos los turistas tiene el tiempo, el dinero o la paciencia que se requiere para hacerlo. En esos casos, ésta es una buena idea para quedarse con un buen recuerdo (que enseñarle a los amigos) de un viaje a una de las ciudades más hermosas del mundo.

Imágenes cortesía de alvizlo, de Francisco Rojas y de Phillie Casablanca.