Consejos para hacer reservaciones

· 25 febrero, 2014

La forma y las condiciones para hacer reservaciones se han vuelto algo confusas para algunos viajeros. Los métodos utilizados por las aerolíneas y los hoteles son muy variados y a veces no entiendes por qué reservar de una manera te cuesta menos o más. Tampoco es claro por qué los precios y el tiempo cambian tanto de una compañía a otra. Por eso aquí te damos algunos consejos para que no pierdas tiempo y encuentres las mejores opciones.

Una investigación más detallada

En el mundo actual ya no basta con que le des una ojeada a la información. Si quieres obtener las mejores ofertas tendrás que invertir mucho más que media hora en la investigación de lo que te interesa. Las posibilidades son muchas y no siempre aparecen en la primera línea cuando utilizas un motor de búsqueda en Internet.

Tómate tu tiempo. Intenta elaborar una especie de inventario con las aerolíneas y los hoteles que presentan mayor cantidad de ofertas. Si visitas las páginas de las agencias de viajes, notarás que hay nombres de hospedajes y compañías aéreas que se repiten cuando marcas “ofertas” o “gangas”. Toma nota de ellos y búscalos en la web para tenerlos como primera opción cuando lo necesites.

Analiza la información

No solamente debes leer la información en la que aparezca el precio. Examina muy bien qué es exactamente lo que te están ofreciendo por ese costo. Revisa para comprobar si aplica alguna condición o restricción. Y toma en cuenta todo esto a la hora de comparar una oferta con otra. Si te guías solamente por el precio final, puedes llevarte más de una desagradable sorpresa.

No sientas temor por las páginas de subastas en las que solamente te dicen el precio, pero no te dan el nombre del hotel o la aerolínea al momento de hacer tu compra. Si quieres ahorrar y la oferta es clara, no tienes por qué desconfiar. Una oferta clara significa que te informan qué estás adquiriendo realmente. No basta con que sepas que es un boleto de avión o dos noches de hotel. Al hacer tu reservación, al menos tienen que decirte las características básicas de estos servicios, aunque no te digan el nombre de la compañía que los presta.

Hay que reservar de manera inteligente.
Hay que reservar de manera inteligente.

Mejor en paquete

Si tu viaje es de vacaciones (especialmente si te diriges hacia un sitio que no conoces) la mejor opción que tienes es la hacer la reservación de un paquete de turismo. Si compras por separado los servicios podrían, resultarte muy costosos.

Debes afinar el ojo para detectar los paquetes más completos. Presta especial atención a los que incluyen recorridos turísticos o alquiler de vehículo. Normalmente este tipo de servicios son muchísimo más baratos si se adquieren dentro de un paquete. Si esperas a contratarlos cuando llegues a tu destino, verás que la diferencia de precio es muy significativa.

Agencias y agentes

Tal vez puedes pensar que utilizar los servicios de una agencia o de un agente de turismo puede incrementar los costos de tu viaje. Pero en realidad sucede todo lo contrario. Este tipo de intermediarios tienen acuerdos especiales y descuentos por volumen, tanto con aerolíneas como con hoteles. Por eso pueden ofrecerte lo mismo por un precio mucho menor. Además conocen bien el mercado y pueden orientarte según tus propias necesidades. Así que lo mejor es que aceptes su ayuda cada vez que te la ofrezcan.

Imágenes cortesía de Chema Concellón y Alberto Rincón