¿Cómo superar el miedo a viajar en avión?

· 13 abril, 2014

Actualmente el transporte aéreo es el medio más seguro para ir de un lugar a otro. Registra una tasa de accidentalidad mucho menor que la de los automóviles o trenes. Esto se debe no solamente a que proporcionalmente hay muchos menos aviones que coches, sino que principalmente obedece a que las medidas de seguridad aeronáuticas, tienen mayor eficiencia y control.

Aún así, hay muchas personas a quienes les aterra subir en uno de estos aparatos. Si los aviones te atemorizan, quizás con la información que te damos enseguida puedes comenzar a superar tu fobia.

Confiar en los controles para superar el miedo a viajar en avión

Un accidente aéreo representa una enorme pérdida para cualquier aerolínea. Por eso todas las empresas gastan grandes sumas de dinero que se invierten en calidad y seguridad para los aviones. Esto se aplica tanto a la fabricación como al mantenimiento de los aparatos. Adicionalmente, el entrenamiento de la tripulación también es muy estricto. Por eso puedes tener la certeza de que cuando subes a un avión, hay todo una estructura de seguridad en marcha.

Una falla en el motor no es grave

Los aviones tienen la capacidad de volar con el 50% de la potencia que le aportan sus motores. Ésta es también una medida de seguridad. Así que si una turbina falla tras el despegue, no te preocupes: el aparato podrá llegar a su destino sin el más mínimo problema. Para superar el miedo de viajar en avión, nada mejor que entender que se trata de máquinas altamente elaboradas.

El mejor antídoto contra el miedo es la buena información.
El mejor antídoto contra el miedo es la buena información.

No te asustes con los ruidos

Después del despegue es normal que escuches un ruido fuerte y seco. Se trata del tren de aterrizaje que sube y ocasiona este sonido que puede resultarte intimidante, pero que es completamente normal. Lo mismo ocurre cuando el avión ya ha alcanzado una altura considerable y repliega los “flaps”, unos componentes situados en la parte posterior de las alas. El ruido que producen es como si se hubiera roto o desprendido una pieza, pero no es así.

Las turbulencias son normales

Las turbulencias son uno de los grandes terrores de muchos viajeros. La vibración del avión y algunas posibles sacudidas puede hacerte pensar que en cualquier momento el aparato va a caer. Debes saber que estos fenómenos atmosféricos son muy corrientes. Esas turbulencias se califican según su intensidad, de 1 a 6. Es muy poco usual que un avión vuele a través de una turbulencia mayor al grado dos, pero si así lo hiciera, no hay problema: tienen el poder para enfrentar hasta el grado 6, o sea, un huracán. Puede haber mayor inestabilidad, pero seguramente el aparato resistirá sin grandes consecuencias.

Pide ayuda si es necesario

Lo más aconsejable es que si tienes mucho miedo de volar, procures viajar acompañado de alguna persona en quien confíes plenamente. Esto te hará sentir más seguro. En caso de que esto sea imposible, no tengas reparo en pedirle ayuda a alguno de los sobrecargos. Se trata de personal entrenado para estas eventualidades y seguramente tendrán más de una alternativa para ofrecerte si llegas a necesitarlo.

Imágenes cortesía de Juan Felipe Rubio y Tonymadrid Photography.