Cómo ahorrar en el alquiler de autos

· 5 diciembre, 2013

Disponer de un automóvil para desplazarte en tu destino de vacaciones es una opción más que atractiva, muy funcional. A veces los servicios de transporte público no son muy fluidos. O puede darse el caso de que sean excesivamente costosos o demasiado incómodos. Es ahí cuando disponer de un auto de alquiler se convierte en tu mejor alternativa para transitar sin problema.

A veces las agencias de viajes incluyen un servicio de renta de automóviles en tu paquete de viaje. Lo malo es que nunca estás seguro de si podrías obtener lo mismo por un precio más cómodo. O si tal vez conseguirías un servicio significativamente mejor por un costo no muy diferente al que te exigen.

Para que no te queden dudas, aquí te damos algunos tips que deberías tomar en cuenta antes de alquilar un auto.

1. Infórmate y compara precios

Antes de viajar tómate un tiempo para indagar por los servicios de alquiler de autos que hay en el destino a donde te diriges. Generalmente puedes encontrar esa información en línea. También puedes conseguirla consultando las páginas oficiales de turismo del lugar a donde te diriges. Busca páginas que contengan comentarios de los usuarios. Selecciona varias alternativas y comunícate vía email o por teléfono. Pídeles que te informen de sus tarifas, los planes especiales con los que cuenten y las garantías que ofrecen. Contrasta toda esa información y así podrás sacar en claro dos o tres opciones para tener a la mano.

2. Elige los mejores paquetes de alquiler

Analiza objetivamente las necesidades que vas a cubrir con el automóvil y el tiempo real en el que lo vas a utilizar. Descarta los días en que lo necesitas solamente para uno o dos desplazamientos. Fácilmente puedes suplirlo utilizando el transporte público. Reserva el alquiler solamente para los días en que vayas a hacer un uso intensivo del automóvil. Identifica las ventajas de los distintos paquetes que ofrece la compañía. A veces hacen descuentos especiales para alquileres de una semana completa o periodos similares. Toma papel y lápiz para hacer cuentas y decide por la vía que la aritmética te indique.

3. No aceptes “extras”

Si lo que quieres es ahorrar al viajar, niégate a cualquier servicio extra que te ofrezcan. Las compañías de alquiler suelen inducirte a tomar seguros adicionales, arrendamiento de equipos GPS o pagos agregados por recarga de combustible. No te dejes intimidar si los vendedores te hablan de los “grandes riesgos” a los que puedes exponerte de no adquirir estos servicios adicionales.

Averigua la cobertura de tu seguro en caso de alquileres. Indaga también por los alcances de la cobertura de tu tarjeta de crédito para este tipo de situaciones. Averigua por los sitios en donde es más barato recargar el combustible. Utiliza Google Maps, en cualquier dispositivo inteligente, en lugar de un GPS. Tu bolsillo agradecerá esas gestiones.

Revisa el estado del automóvil cuando te lo entreguen.
Revisa el estado del automóvil cuando te lo entreguen.

4. Realiza tu reserva con tiempo

Las compañías de alquiler suelen tener tarifas más cómodas para quienes reserven con suficiente tiempo de anticipación. Aprovecha esa posibilidad. Lo más aconsejable es que optes por un automóvil pequeño, excepto si vas con demasiadas personas o traes mucho equipaje. Los automóviles de menor tamaño generalmente se ofrecen a un precio más bajo. También tienen la ventaja de que consumen menos combustible.

5. Revisa la letra pequeña

Debes leer muy bien todas las condiciones del alquiler antes de firmar el contrato. Cada compañía tiene políticas propias, pero hay algunas recomendaciones que se aplican a casi todas. Por ejemplo, mejor que tú vayas a recoger el vehículo en lugar de que lo lleven al aeropuerto. Los terminales aéreos cobran una tasa de estacionamiento que irá directo a tu cuenta.

Cuando recibas el auto verifica que se encuentre en perfectas condiciones. Es preferible que le tomes unas fotografías o grabes un video de su estado al momento de recibirlo. Para devolverlo es recomendable que lo hagas con suficiente tiempo de anticipación. A veces hay largas filas de usuarios y si te pasas 5 minutos de la hora acordada pueden cobrarte un día adicional.

Imágenes cortesía de Alex Proimos y Nacho Gonmi.