Blue Lake de Nueva Zelanda, las aguas más cristalinas del mundo

· 2 agosto, 2013

Blue Lake es un pequeño lago de Nueva Zelanda, el cual se ha ganado la fama de poseer las aguas más transparentes y cristalinas del mundo. En realidad, son estudios científicos los que avalan la afirmación de que se trata del lago con las aguas más limpias del planeta.

Las aguas del Blue Lake de Nueva Zelanda

Está situado en el Nelson Lakes National Park, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, un parque declarado territorio protegido en el año 1956, que posee una extensión de más de 1000 kilómetros cuadrados y donde se conserva la cultura local maorí.

El Blue Lake, que en maorí se llama Rotomairewhenua, no es uno más de los tantos lagos que salpican el Parque Nacional de Nelson Lakes de Nueva Zelanda, en 2011 se realizó un estudio por parte de investigadores del Instituto Nacional de Agua e Investigación Atmosférica (NIWA) que certificó que la claridad visual del Lago Azul es de 70 a 80 metros, cifra considerada casi como ópticamente transparente, y similar a la del agua destilada.

Ese estudio posicionó a las aguas del Blue Lake como las más limpias y cristalinas del mundo, y por sobre el Te Waikoropupu Springs, otro lago de Nueva Zelanda que tiene una claridad visual comprobada de 63 metros, y era el poseedor del récord anterior.

Las explicaciones de los científicos sobre la claridad del agua del Lago Azul están relacionada con que recibe afluentes del lago de Constanza, el cual por sus características, actúa como el filtro natural ideal para retener las partículas suspendidas que enturbian el agua.

Las aguas más cristalinas del mundo

Las aguas del Blue Lake

Ubicado en una zona de conservación controlada, a 1.200 metros sobre el nivel del mar, está prohibido cualquier tipo de actividad dentro de este lago. Sus aguas poseen tonos de azul y violeta muy hermosos que contrastan con el color verde de la vegetación que lo rodea.

Únicamente en raras ocasiones, luego de fuertes lluvias, las aguas del Blue Lake de Nueva Zelanda pueden llegar a enturbiarse temporalmente, pero luego de unos días se restablece su asombrosa claridad.

Esta maravilla de la naturaleza fue “descubierta” a través del estudio del Instituto Nacional de Agua e Investigación Atmosférica (NIWA). El Blue Lake ni se acerca a ser el lago más grande de Nueva Zelanda o a estar en la lista de los lagos más hermosos del mundo, sin embargo, en los últimos tiempos, desde que se han conocido estos estudios científicos que avalan las características de sus aguas, se ha convertido en uno de los sitios más famoso y visitados de la región.

Imágenes cortesía de paul bica y UCFFool.