Bangkok, la capital de Tailandia

· 24 octubre, 2013

Bangkok es la capital y la ciudad más poblada de Tailandia. Estrictamente, Bangkok no es el nombre de la capital, sin embargo, los extranjeros lo usan universalmente. Bangkok significa «aldea de la ciruela silvestre» y es el nombre de una parte del lado del río Thon Buri. Por ende, Bangkok es conocida en tailandés como Krung Thep Mahanakhon, «la ciudad de los ángeles».

¿Por qué ir?

La capital de Tailandia, es la ciudad más enigmática del sureste de Asia, un choque frontal entre la tradición y la modernidad. Visitarla por primera vez puede ser un poco sorprendente por los cañones de concreto y rascacielos futuristas, enormes carteleras, pero ya sea a unos pasos de las principales vías de circulación o en alguno de los innumerables callejones de la ciudad, la cultura tradicional tailandesa está en todas partes de una ciudad repleta de olores, sabores, sonidos y lugares de interés que es muy poco probable que se te olviden.

Bangkok consigue el equilibrio adecuado entre lo esotérico y lo profano. El tren limpísimo y el sistema del metro se aprovechan al máximo en esta gran metrópolis navegable, llevando a los visitantes de su alojamiento de lujo a un templo budista o un mercado de amuletos antiguos en cuestión de minutos. Una especie de viaje en el tiempo es posible en esta ciudad donde habitan unas 11 millones de personas.

Paseos por el río, museos, centros comerciales y, por supuesto, la vida nocturna de Bangkok (que ha recorrido un largo camino desde lo llamativo de la cosmopolita ciudad) definen la experiencia urbana del Lejano Oriente. A pesar de que en los meses de verano, el clima es extremo, Bangkok sigue siendo una de las ciudades más seguras del mundo, los delitos violentos contra los extranjeros siguen siendo bastante raros.

El calor del verano hace que muchos visitantes no se interesen por esta ciudad, aunque las celebraciones excesivas de año nuevo de Tailandia (Songkran se celebra a mediados de abril) son un espectáculo increíble para la vista. Durante una semana, la capital se convierte en un campo de batalla para los niños y adultos por igual, que deambulan por las calles armados con pistolas de agua, cubos de agua y polvos de talco, que disparan y lanzan a todos los transeúntes, sobre todo a los extranjeros y visitantes, sus blancos favoritos. A pesar del calor, es realmente un momento de diversión visitar y participar en el festival más importante de Tailandia.

¿Cuándo ir?

Bangkok se encuentra en su mejor momento durante la temporada de frío, de noviembre a febrero, después de los monzones y antes de que el sofocante calor de a principios del mes de marzo llegue. Abril, mayo y junio son infernalmente calientes sentado en una moto durante el día es como montar a través de una tormenta de fuego. Aunque a mediados de junio suelen llegar las lluvias, trayendo alivio muy necesario, quitando el polvo del aire y haciendo que las plantas crezcan en un tiempo récord. La temporada de lluvias es en realidad un buen momento para visitar, ya que hay pocos turistas, las temperaturas son más bajas y la lluvia monzónica ocasional que inunda las calles trae a los niños a jugar.

Imágenes cortesía de Sawaminathan y Kevin Poh.