¿Y si pierdes tu pasaporte en otro país?

· 2 marzo, 2014

Antes que nada, no entres en pánico. El pasaporte es el documento más preciado cuando estás en el extranjero y perderlo equivale a una verdadera hecatombe. Aún así, debes conservar la calma. Puede que lo hayas olvidado en algún sitio. Así que lo primero es intentar reconstruir tus pasos mentalmente e identificar el lugar en donde pudiste haberlo perdido.

Si no sabes qué ocurrió, o perdiste tu pasaporte por un robo, no te dejes llevar por la desesperación. Hay una serie de pasos establecidos que debes dar, sin importar el país en donde te encuentres. Aquí te decimos cuáles.

1. Recuerda que estás en otro país. Por más molesto o asustado que estés, no pierdas la compostura. Mucho menos pretendas buscar culpables entre quienes te rodean. Una actitud amable hará que las personas de ese país y las autoridades correspondientes se muestren dispuestas a ayudarte. En cambio, si levantas la voz y lanzas maldiciones contra el lugar en donde te encuentras, lo único que conseguirás es levantar nuevas barreras.

2. Pregunta en el hotel, a personas confiables de ese país, o a personal uniformado, ante qué entidad puedes poner una denuncia por pérdida o robo del documento. Generalmente el trámite se hace ante una delegación de la policía que puede llamarse “comisaría”, “estación”, “inspección” o nombres similares. Si no hablas el idioma natal, aférrate al personal del hotel para solucionar este impasse.

3. Busca que alguien te explique puntualmente cómo realizar el trámite. Debes tener claros cuáles son los pasos a seguir. Es importante que sepas si debes llenar algún formulario previsto para formular tu denuncia, o simplemente dar tu testimonio sobre lo ocurrido.

4. Pide el comprobante. En el sitio donde hayas hecho la denuncia deben darte un comprobante de la misma. Revisa que contenga alguna anotación en la que se aclare que has perdido tu pasaporte y denunciaste el hecho. Verifica también que tenga sellos o membretes oficiales y que esté firmada por un funcionario público. Este documento es muy importante. Te sirve para iniciar el trámite de obtención de un nuevo pasaporte y además te resguarda de los malos usos que personas inescrupulosas puedan darle a tu documentación.

Hay protocolos para tramitar tu nuevo pasaporte.
Hay protocolos para tramitar tu nuevo pasaporte.

5. Revisa si tienes otro documento de identidad. Te sirve cualquiera: licencia de conducción, carné de tu trabajo o de la biblioteca, ID de tu país, entre otros. Tómale una copia. Si no tienes otro documento, el trámite para que te expidan un nuevo pasaporte será más engorroso, pero no imposible. Lo mejor en ese caso es que te comuniques con alguien en tu país que pueda enviarte una copia por fax o correo electrónico.

6. Fotografías. Busca un sitio en donde te tomen una fotografía tipo pasaporte. Necesitarás, normalmente, al menos tres copias de la misma.

7. Visita el consulado. Con la copia de la denuncia, la copia de otro documento de identidad y las fotografías, dirígete al consulado de tu país. Explica tu situación y presenta estos documentos. Lo más probable es que te cobren alguna tasa equivalente a la expedición del pasaporte en tu país, o inclusive mayor. Así que debes llevar dinero suficiente para sufragar ese gasto. Lo más seguro es que te pidan llenar un formulario con todos tus datos.

8. Pide información. Si no hay embajada de tu país en el sitio en donde te encuentras, pide información sobre los países que tienen convenios con tu lugar de procedencia. Generalmente hay pactos entre países vecinos para atender este tipo de eventualidades.

9. Reclama tu pasaporte. Después de completar el trámite en el consulado, te expedirán un pasaporte. El tiempo varía, pero si tienes prisa por salir del país en donde te encuentras, seguramente va a expedirte un salvoconducto para que no tengas inconvenientes.

Imágenes cortesía de Colores Mari y Carlos Johnson.