Cómo visitar Disneyland París y no morir en el intento

· 3 agosto, 2013

Disneyland París es espectacular, todo hay que decirlo. Ofrece una amalgama de colores y sonidos que hace saltar a pequeños y mayores de alegría. Todo el mundo termina cantando canciones Disney y disfrutando ¿será algo que le ponen al algodón dulce, que adormece las neuronas? sea lo que sea, lo cierto es que en esta realidad edulcorada hay que saberse los truquillos si se quiere salir bien parado porque hay otra realidad Disney, que casi nadie cuenta, que son las colas interminables, los apretujones y el gentío.

Es por ello que aquí van varios consejos para visitar Disneyland París y no morir en el intento. Son consejos dirigidos especialmente a aquellos que deciden recorrer la maravilla que es la ciudad de París y reservar algún día para que los niños vean el parque.

  • Comprar las entradas con antelación

Da igual todo lo pronto que se llegue. La cola para comprar las entradas a Disneyland París es interminable ya que lógicamente todo el mundo quiere entrar justo a primera hora.
Para salvar este primer escollo, puede adquirirse las entradas con antelación bien vía internet, bien en las principales estaciones de metro parisinas. Merece la pena.

  • No correr al principio aunque todo el mundo corra

Suena la alegre banda de música, se abren las puertas y una enorme tromba de gente corre por Main Street hasta alguna de las atracciones más demandadas. El impulso primigenio es correr, no vaya a ser que pase algo. No, nunca se conseguirá coger el primer puesto y los primeros pases en las atracciones son las que más tiempo de cola tienen.
Al principio, lo mejor es estudiarse el mapa Disney. Si nos ceñimos al Disney clásico, hay cuatro mundos que parten desde la avenida de Main Street: Discoveriland, Fantasiland, Frontieriland, Aventuriland. Lo suyo es empezar paseando.

disneyland parís

  • Elegir atracciones y espectáculos

Hacerse un planing del día en este momento de tranquilo paseo en el que todo el mundo se mete en colas de horas es lo más aconsejable. Antes de que el dulce algodón duerme-neuronas haga de las suyas, pensar en la edad de los niños con los que se va, elegir varias atracciones para ellos (no todas son adecuadas), alguna para los mayores y un par de espectáculos atractivos para tener un cálculo del tiempo disponible.

  • En las atracciones con más cola elegir la opción fast pass

Esto está muy bien y es gratis. Basta con meter el ticket (cuidado con perderlo) y dan un resguardo con la hora reservada de entrada a la atracción. Una pena que sea un servicio disponible en todas las atracciones.

  • Llevar comida de fuera.

Sí, como en todos los parques del mundo, en Disneyland París también está prohibido llevar comida de fuera. Ahora bien, nadie mira la mochila y, más allá del tema económico, se pierde una cantidad de tiempo enorme haciendo cola también para comprar una simple hamburguesa.

  • Aprovechar la tarde

Por la tarde los que van a los hoteles Disney suelen volver a su habitación, los extremadamente previsores se ponen a esperar que pase el desfile (que realmente se ve muy bien desde cualquier sitio), es el mejor momento para visitar Disneyland París ya que muchos lugares se despejan, pudiendo disfrutar realmente de ellos.

  • Comer algodón dulce y dejarse contagiar por la magia

Siguiendo estos consejos para visitar Disneyland París, ya no queda otra que adormecer nuestras neuronas, reducir nuestra edad y…. ¡a disfrutar!

Imágenes cortesía de Tom Bricker.