Viajar en temporada baja, una forma de ahorrar con muchas ventajas

· 18 junio, 2013

Viajar en temporada baja permite ahorrar dinero, pero además tiene otras ventajas. Hablemos de las diferentes particularidades de salir de vacaciones en temporada baja.

Esta es una opción elegida por cada vez más turista, fundamentalmente porque permite ahorrar, en gran medida debido a las ofertas de las aerolíneas de bajo coste. Sin embargo son varios los motivos de peso que pueden hacerte optar por viajar en temporada baja.

Viajar en temporada baja es más barato por una cuestión de mercado. En temporada alta, al haber más demanda de vuelos y alojamientos los precios suben. Esto puede redundar en que el 90% del presupuesto que habías destinado a tus vacaciones lo consuman los gastos del hotel y los pasajes de avión…

En temporada baja la demanda cae y los precios bajan, entonces, puedes encontrar hoteles con un precio de hasta un 50% más baratos. Y además, en temporada baja todo cuesta menos…

Un verdadero viaje de descanso

Hay quienes buscan diversión y aventura en sus vacaciones, mientras que otros buscan que sus vacaciones sean un verdadero descanso, una breve temporada para recargar las pilas. Y uno de los encantos de viajar en temporada baja es que permiten realizar un verdadero viaje de descanso.

En temporada alta encontrarás playas abarrotadas de turistas donde no cabe un alfiler, largas filas para acceder a los sitios históricos, museos y atracciones de una ciudad, etc. Para muchos viajar en temporada alta significa perpetuar su estado de estrés. En cambio, al viajar en temporada baja habrá menos gente, más tranquilidad, y por lo tanto todo será menos estresante, podrás disfrutar de la playa con menos gente o recorrer los sitios que te interesan sin padecer las aglomeraciones.

Aglomeraciones en los aeropuertos

El mundo de las vacaciones en temporada baja

Las categorías de temporada alta y baja fueron creadas por las aerolíneas y lo hicieron teniendo en cuenta la épocas en las que se incrementan la demanda de pasajes a determinados destinos.

Sin embargo, lo que se considera temporada baja es bastante variable. Por ejemplo, la temporada baja para viajar desde Estados Unidos a Centroamérica es septiembre, mientras que para viajar a América del Sur la temporada baja es entre los meses de mayo y octubre, y para Europa es en el entorno de enero o febrero. Todo bastante relativo, ya que, pongamos por caso, viajar a Brasil mientras se celebra su famoso Carnaval del Río será considerado algo más que temporada alta…

Recuerda que siempre podrás encontrar un lugar de clima tropical con playas paradisíacas, en temporada baja y más allá del estación del año.

Precauciones

No obstante las ventajas de viajar en temporada baja, hay que tener ciertas precauciones. Puedes encontrar vuelos al Caribe muy baratos entre junio y noviembre, pero es que ésa es la época de huracanes… En Europa, es común que se use la temporada en que concurren menos turistas para restaurar monumentos y catedrales, y por lo tanto encontrarás estos sitios cerrados al público.

Por ello, antes de comprar tu pasaje infórmate bien sobre cuáles son las características de la temporada baja en el destino que elijas. ¡Y siempre ten cuidado con los pasajes demasiado baratos!

Imágenes cortesía de Steve Hancocks y eGuide Travel.