Sitio Arqueológico de Cartago: los vestigios de un Imperio en África

Sitio Arqueológico de Cartago: los vestigios de un Imperio en África

Los romanos y los cartagineses, las dos más grandes potencias del mediterráneo durante el siglo II a.C., se enfrentaron en las cruentas Guerras Púnicas. Como bien nos enseña la historia, los romanos salieron victoriosos, y para los cartagineses esta derrota representaría el fin definitivo de su gran imperio en el norte de África. Los romanos no tardaron en edificar otra ciudad sobre las ruinas de la anterior Cartago, llamada Julia Cartago.

En la actualidad, los restos de la Cartago romana que descansan a su vez sobre los vestigios de la Cartago original, es lo que se conoce como el sitio arqueológico de Cartago. Y nos presenta el increíble legado de una ciudad que jugó un papel fundamental en la historia antigua, primero como la ciudad principal de imperio cartaginés y luego como capital de la provincia romana en África.

Túnez se encuentra en la parte norte de África, y parece asomarse entre Argelia y Libia para alcanzar un poco de la costa del mar mediterráneo. Es en la parte norte de este país es donde se encuentra, Cartago. Fue fundada en el siglo IX a.C. en la península del mismo nombre por fenicios venidos desde Tiro. La ciudad tomo una increíble relevancia comercial, política y militar, y se convirtió en una verdadera potencia del Mediterráneo volviéndose incluso más influyente que la mismísima Roma. Estuvo muy adelantada para su época, contaba con sistemas de alcantarillado y edificios de hasta síes pisos.

Cuando empezó a representar un problema para los romanos, estos no dudaron en ir a la guerra. Después de casi dos siglos de batallas en las guerras púnicas, derrotaron a los cartagineses, y destruyeron casi por completo Cartago alrededor del año 146 a.C. Todo lo que pudiera tener algún valor, fue embarcado y enviado a roma, y eso marco el fin de una cultura centenaria.

En el año 29 a.C. Roma volvió a edificar una ciudad en el mismo sitio, la llamo Julia Cartago, y se convirtió en capital de la provincia romana en África. Una triple muralla de 25 metros de altura y unos 10 metros de ancho protegía a la ciudad y además poseía un cuartel con capacidad de albergar hasta 20.000 soldados de infantería.

Sitio Arqueológico  de Cartago Hoy

El Sitio Arqueológico de Cartago fue declaro patrimonio de la Humanidad en 1979. Las grandes culturas que pasaron por ellas dejaron una huella bien definida que aún se puede apreciar en todas las piezas arqueológicas que se encuentran en los museos de la zona. La mayoría de los edificios son pertenecientes a la Cartago romana, casi no queda patrimonio fenicio en la actualidad, puesto que fue destruido por los romanos durante las guerras.

Hay diversos lugares de interés en el Sitio Arqueológico de Cartago. Primero, tenemos a la colina de Byrsa, que con una vista increíble domina la península, y en su falda se encuentra la Catedral Católica de San Luis, que guarda gran parte de la herencia fenicia, y fue edificada por los franceses en 1889 durante la colonización de Túnez. Luego, está el anfiteatro romano que junto con el coliseo, son las dos obras más grades de la ciudad y más relevantes de áfrica.

Imágenes cortesía de Dennis Jarvis y Christopher Rose.

Te puede gustar