Se da a conocer el búnker de Mussolini bajo el Palazzo Venezia

· 30 marzo, 2013

Una nueva atracción – un tanto macabra – se suma a los sitios históricos de la ciudad de Roma relacionados con la Segunda Guerra Mundial. Se trata del búnker que el dictador Benito Mussolini intentó construir bajo el suelo del Palazzo Venezia.

El hallazgo del búnker

Al parecer, el descubrimiento se produjo en 2011 cuando se realizaban obras de restauración en el Palazzo Venezia, un edificio del siglo XV ubicado en el centro de Roma  en el cual Mussolini tuvo su cuartel general durante la guerra. Allí, los trabajadores hallaron una puerta en el sótano que los condujo hacia otras nueve habitaciones fortalecidas con paredes de concreto, se trataba de un búnker secreto, de los varios construidos por Mussolini, hasta la fecha no conocido.

El hallazgo no se había hecho público hasta hace unos días, ahora se anuncia que este búnker abrirá sus puertas a los turistas en los próximos meses, incluso tendrá pantallas táctiles que explicarán su importancia histórica, pero mantendrá el mismo aspecto con el que fue descubierto.

Mussolini dio la orden de construir este búnker a fines de 1942 porque temía que la RAF (Fuerza Aéra Británica) lanzaran un ataque sobre estas oficinas desde cuyo balcón II Duce solía ofrecer enardecidos discursos a sus seguidores. Y lo cierto era que los británicos sí tenían un plan para lanzar un ataque aéreo sobre el Palazzo Venezia y sobre su residencia privada en Villa Torlonia, con el fin de eliminar a Mussolini.

El búnker es una celda de hormigón armado de 80 m², tiene forma rectangular y está dividido en nueve estancias. Está pensado para dos personas, seguramente, Mussolini y su amante, Claretta Petacci. Las paredes llegan a tener un grosor de dos metros, por lo que según los expertos podría resistir fuertes bombardeos.

El final de Benito Mussolini

Interesante es lo que se ha descubierto sobre las vías de escape que posee este búnker. Una vía lleva directamente a la Basílica de San Marco, muy cercana al Palazzo Venezia. La segunda vía de escape, aún por estudiar, conduciría a otro de los búnkers de Mussolini, situado bajo el Altare della Patria.

Muerte de Mussolini

El búnker bajo al Palazzo Venezia nunca llegó ser utilizado pues, como es sabido, ante la inminente derrota, tras las invasión del territorio italiano por parte de Los Aliados, y luego de un extraña estadía en Alemania y un breve intento de recuperar el control de Italia, Mussolini, en abril de 1945, intentó escapar a Suiza, pero fue capturado por partisanos comunistas y fusilado en las cercanía del lago de Como. Después, su cuerpo fue llevado a Milán, donde el cadáver fue colgado cabeza abajo, mutilado y expuesto en la plaza Plaza Loreto de esa ciudad.

Imágenes cortesía de Ruben Charles y de trix2005.