Recorrido por Victoria, Australia: tierra de los “Doce Apóstoles”

· 28 junio, 2013

La geografía de Australia se destaca por la maravillosa variedad de paisajes, que van desde el desierto hasta el bosque verde, desde playas fenomenales en zonas apartadas hasta ciudades cosmopolitas. En esta oportunidad, hacemos un recorrido por Victoria, un estado australiano cuya costa es una de las más fascinantes en todo el mundo, lugar de interesantes formaciones en el relieve, como el famoso conjunto de los Doce Apóstoles.

Victoria se localiza en el sureste de Australia, tiene como capital la ciudad de Melbourne y es uno de los estados más pequeños del país. El relieve de la costa suroeste de la región presenta acantilados de piedra caliza que, con el efecto de la erosión, han dado origen a formaciones como las de los Doce Apóstoles, una de las atracciones turísticas más populares del estado y de toda Australia. A este lugar se puede llegar por vía terrestre desde Melbourne, pasando por la ciudad de Greelong y después siguiendo por la Great Ocean Road, que corre cercana a la costa.

La temperatura varía a través del estado; en el caso de la costa, se presentan temperaturas moderadamente cálidas y también frescas. Durante el verano es común que el termómetro esté en el rango de los 20 y 30 °C, mientras que en el invierno son comunes las temperaturas alrededor de los 15 °C.

Los Doce Apóstoles

Los Doce Apóstoles son los espectaculares pilares de piedra caliza junto a los acantilados de la costa. Admirar el paisaje de los Doce Apóstoles es una actividad imperdible, ya que el ambiente del lugar lo convierten en un espacio idóneo para meditar, observar el atardecer y tomar fotografías. Para llegar al lugar de observación de los Doce Apóstoles, sitio ubicado dentro del parque nacional Port Campbell, se puede acceder por medio de un camino bastante fácil de transitar, que también tiene barandillas a los lados hasta, el primer punto de visualización.

Otros sitios para admirar

La Gruta. El lugar también es famoso por La Gruta, o Grotto. Después de avanzar por un camino designado para llegar hasta el sitio, se bajan unas escaleras y se llega hasta la famosa gruta por la que se puede ver el mar a través de su abertura.

El Puente de Londres. Continuando con la graciosa selección de nombres para estas formaciones rocosas en la costa de Victoria, el Puente de Londres, o London Bridge, es una plataforma rocosa aislada y formada por acantilados a sus lados. La formación tiene una abertura curva en su parte inferior, lo que le da la apariencia de un puente, especialmente similar al puente de Londres en Inglaterra.

El Arco. Así mismo, The Arch llama la atención por su simplicidad y belleza, dejando ver las olas del mar entre su abertura. Se puede llegar por un camino designado hasta una posición especial para observar el monumento natural desde lo alto.

apostoles2

Un recorrido por Victoria es una experiencia llena de paisajes extraordinarios que te ayudarán a encontrar la inspiración y el descanso que necesitas en tus vacaciones.

Imágenes cortesía de M Kuhn y kabl1992, en ese orden.