Prepárate para viajar solo

· 5 octubre, 2013

Viajar solo puede ser una experiencia muy liberadora. No tienes que preocuparte de las necesidades de nadie más y tienes que responder únicamente ante tí mismo. Pero para muchos de nosotros, estar en un lugar extranjero por nuestra cuenta también puede ser muy desalentador.

Sin embargo, no hay necesidad de entrar en pánico: no estás solo. Si estás pensando en viajar sin compañía de nadie, prepárate para viajar solo siguiendo estos pequeños pasos.

No hay una manera absolutamente correcta o incorrecta de prepararse para un viaje, pero uno tiene que empezar en alguna parte. Con estos consejos podrás comenzar a prepararte para realizar un viaje en solitario. ¿A qué esperas para empezar?

Si estás pensando en viajar solo porque:

Estás aburrido de la rutina. Comienza: Cambiar tu viaje diario al trabajo. En tu próximo viaje en tren a casa desde el trabajo, bájate un par de paradas antes o después de la tuya y camina a casa. No hay mejor manera de descubrir cosas nuevas acerca de tu vecindario que caminar por lugares que no conocías.

Valoras el tiempo en que estás solo. Comienza: Reservar una excursión y extiende tu viaje preexistente por un par de días más. De esta manera además de ver las principales atracciones, podrás ir a por más, explorar y encontrar nuevos sitios locales que puedes haber perdido en la excursión guiada.

Estás en busca de algo más que unas vacaciones de playa. Comienza: explorar una ciudad cercana por un día. Sólo hacer la investigación y encontrar la manera de llegar allí debe hacerte sentir un poco más cómodo al viajar solo.

Si tú eres reacio a viajar solo porque tienes miedo de:

Viajar solo 2

Perderte. Comienza: Ve en una excursión de día local. Como siempre, asegúrate de hacer tu investigación antes. No te olvides de llevar un mapa, la brújula y dejar que un amigo o miembro de la familia sepa dónde estás.

La soledad. Comienza: Si bien no hay manera de saber cómo la soledad puede afectar al que viaja en solitario, puedes hacer algunas actividades por tí mismo para probar las aguas. Trata de comer en un restaurante nuevo, ir a un nuevo bar o incluso ir al cine solo.

No poder conocer gente. Comienza: Conocer gente tiene mucho que ver con estar en el lugar correcto en el momento adecuado, pero se puede conocer a otros viajeros en redes sociales relacionadas con los viajes por ejemplo. O también puedes probar saliendo al parque más cercano de tu casa, sentarte en un banco donde hay otras personas y comenzar a platicar con ellas. Todo se reduce a comenzar.

Imágenes cortesía de Kalian Chakravarthty y Claudia Salazar.