Monasterio de San Jorge en el Monte de las Tentaciones

· 15 septiembre, 2013

El Monasterio Ortodoxo de San Jorge o Monasterio de San Jorge de Koziba se sitúa en Wadi Qelt, en el llamado Monte de las Tentaciones. Se trata de un monasterio muy peculiar debido a que, esta construcción del temprano siglo VI, se encuentra colgando de un acantilado.

El monasterio sigue conservando su antigua capilla y jardines y sigue activo. Lo habitan los monjes ortodoxos griegos. Al lugar se llega por un puente peatonal a través del Wadi Qelt, que muchos creen que se trata el mismo que describe el Salmo 23 “Valle de la Sombra”. El valle se encuentra al paralelo del antiguo camino romano a Jericó. El monasterio se encuentra abierto a peregrinos y visitantes.

Historia del Monasterio de San Jorge

El lugar donde ahora se encuentra el Monasterio de San Jorge fue habitado desde el siglo IV por unos monjes que buscaban la experiencia que los profetas vivieron en el desierto. La construcción se estableció en torno a una cueva donde se cree que Elías fue alimentado por cuervos (1 Reyes 17:5-6).

Este monasterio ortodoxo griego fue construido en el siglo 5 d.C. por Juan de Tebas. Se convirtió en un ermitaño y se trasladó desde Egipto hasta Palestina en el año 480. El monasterio fue nombrado San Jorge después de morir el más famoso monje que vivió en el lugar: Gorgias de Coziba.

Destruido en el año 614 por los persas, el monasterio fue más o menos abandonado cuando los persas se extendieron por el valle y masacraron a los catorce monjes que vivían allí. Los cruzados hicieron algunos intentos de restauración en 1179, sin embargo, cayó en desuso después de su expulsión.

En 1878, un monje griego llamado Kalinikos, se estableció en el lugar y restauró el monasterio, terminando en 1901. Los huesos y cráneos de los monjes mártires asesinados por los persas en el año 614 todavía se pueden ver hoy en día en la capilla del monasterio.

Ubicación del monasterio

Monasterio de San Jorge

El monasterio está situado a 20 kilómetros desde la ciudad de Jerusalén en el camino a Jericó. Hay un letrero en el monasterio, que sale a la izquierda desde el lado norte más alto desde donde se divisa la quebrada del Qelt Wadi. Desde el aparcamiento hay un sendero solo apto para vehículos todo terreno que va al noreste, desde donde se hacen aproximadamente una hora y cuarto a pie, a una colina con una cruz.

En este lugar hay una vista fenomenal del Monasterio de San Jorge y de lejos del lado izquierdo se puede ver un arroyo que fluye por la ladera de una fuente, de la que el agua se canaliza al monasterio. La pista pedregosa continúa, con una duración de otra media hora a pie, hasta la entrada del monasterio.

Imágenes cortesía de Michele Berenicetti y Mlaéri.