Maravillas ocultas de Latinoamérica -1

· 15 junio, 2014

Hay varios destinos en Latinoamérica que no figuran en la lista de los más visitados. Aún así, no tienen nada que envidiarle a los grandes centros turísticos de la región. De hecho, hasta puede pensarse que tienen más puntos a favor. No son tan concurridos, tienen un nivel de contaminación mucho menor y significan una experiencia verdaderamente diferente.

Te contamos cuáles son esas maravillas ocultas de Latinoamérica, que debieran figurar entre tus opciones para los próximos viajes.

Tulum, una maravilla oculta de México

Tulum está ubicado en el Caribe mexicano y es un lugar extraordinario. Tiene dos lagunas escondidas, que parecen de otro mundo. Se trata de las lagunas de Kaan Luun y de Nopalitos. Las dos tienen unas aguas de color turquesa intenso, circundadas por arenas finas y muy blancas. Además están rodeadas por una espesa vegetación. La laguna de Nopalitos no tiene gran profundidad, lo que las hace ideales para un viaje en familia ya que los niños no van a correr ningún peligro. En la laguna de Kaan Luun puedes practicar kayak y buceo.

Bahía Mosquito, en Puerto Rico

Bahía Mosquito, en Puerto Rico
Bahía Mosquito, en Puerto Rico

La Bahía Mosquito es de esos lugares que parecen sacados de la fantasía. En las aguas que contiene existe el fenómeno conocido como bioluminiscencia. Se trata de una reacción bioquímica que hace que del mar broten luces, como si hubiese pequeñas lámparas encendidas en sus profundidades. Es que una especie de plancton emite este brillo y ofrece ese espectáculo natural. La luminiscencia solo se ve en horas de la noche, cuando el agua se agita por el paso de una ola o el movimiento de un nadador o un barco.

Dunas de Jericoacorá, en Brasil

Dunas de Jericoacorá, en Brasil
Dunas de Jericoacorá, en Brasil

Es un lugar maravilloso, ubicado a 300 kilómetros de Fortaleza, en el norte de Brasil. Esta zona es fuertemente azotada por vientos que pasan a gran velocidad. El efecto es que se forman grandes dunas de arena, con formas fantásticas y siempre cambiantes. El resultado es un paisaje impactante. El lugar es, además, un tranquilo pueblo de pescadores y la zona forma parte de un parque nacional.

El mar de los siete colores, en Colombia

El mar de los siete colores, en Colombia
El mar de los siete colores, en Colombia

El mar de los siete colores está en el Archipiélago de San Andrés y Providencia, en Colombia. Todas las islas que lo conforman, son de por sí un paraíso de la naturaleza. Tienen el más puro sabor antillano y grandes playas de arena blanca. Además, la Isla de San Andrés tiene un pujante comercio, ya que es un puerto libre. Por eso en el centro puedes encontrar zonas para hacer compras de todo tipo, mientras que en el litoral podrás disfrutar del más tranquilo descanso.

Isla del pescado, en Bolivia

Isla del pescado, en Bolivia
Isla del pescado, en Bolivia

La Isla del Pescado está en el maravilloso salar de Uyuni, en Bolivia. El lugar es como un oasis en el desierto. Desde allí puede verse el salar en toda su extensión. Tiene además una vegetación compuesta principalmente por cactus, que llegan a medir hasta ocho metros de altura. El ingreso al sitio no es gratuito, pero la entrada tiene un costo bastante bajo. Allí también puedes encontrar un museo que exhibe las artesanías locales.

Imágenes cortesía de Sensenmann, Josh Henderson, Nasneto, Rockfan y Valdiney Pimenta.