La Torre de Belén, el símbolo de Portugal

· 9 diciembre, 2014

Lisboa la capital de Portugal, es una ciudad misteriosa llena de encanto, debido a su historia y a la posición geográfica que ocupa. Por si no lo sabéis, esta ciudad es más antigua que Roma. Además es uno de los grandes centros culturales europeos, siendo también la tierra de los “fados”, la música típica de Portugal
Pero en esta ocasión os queremos presentar el monumento más representativo de Lisboa y el símbolo del país, la Torre de Belén. Una fortaleza de estilo militar, que se ha convertido en uno de los lugares más visitados de Portugal, ¿quieres saber por qué?

Historia de la Torre de Belén

torre de belen 2

Se comenzó a construir en el año 1514 bajo el reinado de Manuel I de Portugal, con el objetivo de vigilar la entrada del puerto de Lisboa. Desde donde está situada la torre, era el punto de salida hacia las Américas.

Esta preciosa torre está situada en la misma desembocadura del río Tajo, muy cerca del Monasterio de los Jerónimos. Pero la torre no sólo ha sido utilizada como lugar de vigilancia, sino también como un improvisado faro para los barcos, como prisión y también como lugar de recaudación de impuestos.

Pero en la actualidad es un punto turístico muy importante, nadie se va de la ciudad de Lisboa, sin tener una foto en la Torre de Belén.

Características de la Torre de Belén

torre de belen 3

La Torre de Belén es un edificio de arquitectura militar, de estilo manuelino y con claras influencias islámicas y orientales. Este monumento marca el punto final de la tradición medieval de las torres de homenaje.

Cuenta con dos estructuras principales, que son la torre y el baluarte. Pero además hay unas garitas en forma de cilindro que poseen una cúpula, en forma de gajos de naranja. Pero todo ello decorado con un gusto exquisito, el exterior de la torre está adornado con cuerdas esculpidas en piedra o almenas en forma de escudos.

torre de belen 4

Pero en su decoración hay que destacar también torres de vigilancia de estilo mozárabe, elementos naturistas como un rinoceronte. Pero en la torre no podía faltar la Cruz de la Orden de Cristo.

La Torre de Belén posee cinco pisos y al final encontramos una terraza donde poder disfrutar de maravillosas vistas. Todas las plantas están comunicadas por una escalera de caracol. Pero debajo de la terraza, hay un interior de estilo gótico, que en el pasado sirvió de almacenamiento para las armas.

torre de belen 5

En la parte baja de la torre encontraréis 16 ventanas para cañoneras de tiro rasante. La distribución de los cinco pisos sería, la primera planta es la Sala del Gobernador, la segunda es la Sala de los Reyes, con un bonito techo elíptico y una chimenea. La tercera planta es la Sala de las Audiencias, la cuata planta es la Capilla y en el quinto piso es donde se sitúa la terraza.

Pero lo que la hace más bella aún si cabe, es el entorno donde está situada, además se encuentra en perfecto estado de conservación, por lo que parece que no han pasado los años por ella.

Imágenes cortesía de Manuel Fernandez, srgpicker, Andrea Pravettoni y Mundo Desconcertante.