La Isla Socotra, la isla de la felicidad en Yemen

· 27 septiembre, 2013

Socotra es un archipiélago de cuatro islas que pertenece a Yemen. Su nombre significa “isla de la felicidad”, y lo cierto es que visitar esta isla es un auténtico placer, ya que cada rincón es único e increíble. Es una de las islas más extrañas y menos conocida de la Tierra, ir a Socotra es como poner un pie en otro planeta y es que tiene una posición bastante aislada, pero eso la hace más atractiva.

En la Isla de Socotra se ha creado como un pequeño micro-universo que tiene una extraña flora y fauna como no la hay en otro lugar del planeta. Esto se ha originado por estar lejos de cualquier continente. Se cree que la isla se separó del continente africano hace 6 ó 7 millones de años.

Dónde está la Isla Socotra

Aunque pertenece a Yemen, la Isla de Socotra está más cerca de Somalía. Está frente al Cuerno de África al oeste y a la costa sur de la península arábiga, en la boca del Golfo de Adén, en el Océano Índico.

Cuentan que Alejandro Magno la conquistó, entre otros motivos, porque en la isla había gran cantidad de aloe vera – que le servía para curar las heridas de guerra de sus soldados. En 2008 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por su gran riqueza y valor natural.

A la Isla de Socotra se llega a través de su pequeño aeropuerto, después de más de dos hora de viaje desde el continente. El aeropuerto está a media hora de la ciudad de la isla, llamada Ra´s Hulaf. Tienen su propio idioma llamado xocratí que tiene influencias africanas, indias y del árabe yemení.

Lugares increíbles

La Isla de Socotra es un lugar donde la mano del hombre no ha modificado su entorno, no dispone de grandes infraestructuras ni edificios como tiene otras islas, como las Islas Fiji, por ejemplo, u otros destinos turísticos.

Es increíble su diversidad biológica, hay especies que no existen en otra parte de la tierra. Un ejemplo es la Dragonera de Socotra o también llamado “árbol de sangre de dragón”. Es un peculiar árbol que tiene forma de paraguas o sombrilla, su sabia es de color rojo y era muy usada en la antigüedad como medicina o tinte.

Otro árbol extraño es el “árbol pepino” (dendrosicyos socotrana), tiene un tronco muy grueso con ramas cortas y sin hojas, pero tienen unas flores y unos frutos bellísimos.

La Isla de Socotra cuenta también con planicies costeras, una meseta de piedra caliza con cuevas kársticas y las montañas Haghier.

En un extremo de la Isla de Socotra encontramos la Playa de Qaysoh, es una playa solitaria donde apenas te encuentras con nadie, sólo se escuchan los sonidos de la naturaleza. Es una playa de arenas blancas y sus aguas tienen una temperatura de 25 grados centígrados.

Aunque suene raro un lugar que no podemos dejar de visitar es su mercado de pescado. Está situado en la misma playa donde hay un pequeño techo rudimentario, que hace las veces de lonja y donde se negocia de manera primitiva.

Imágenes cortesía de Stefan Geens y Suxt Design.