La isla de Rab y su notable riqueza histórico-cultural

· 3 septiembre, 2013

Rab es una de las islas del archipiélago de la bahía de Kvarner, en el norte del mar Adriático, en Croacia. Hoy posee alrededor de 9 mil habitantes, que en su mayoría se dedican a la agricultura, la pesca, la construcción naval y el turismo, pero la isla de Rab ha estado habitada por diferentes grupos étnicos desde hace miles de años.

Historia de Rab

La isla de Rab, en el actual territorio de Croacia, ha estado habitada desde la antigua época de la Edad de Piedra y les dio un refugio a sus habitantes. En el lugar llamado Zidine (fortaleza) en la parte norte de la isla llamada Lopar, vivió un asentamiento sin interrupciones desde la Edad de Piedra, entonces chatcolithic, y la Edad del Bronce, hasta el siglo IV d.C., cuando en el lugar mencionado se construyó una antigua fortificación militar griega. Los restos de esta fortaleza militar, así como los restos de otras épocas anteriores se pueden ver si vas caminando por la ubicación mencionada.

La ciudad de Rab también tiene una larga historia que se remonta a 10 años antes de Cristo. En estos años la ciudad fue mencionada en un documento antiguo romano, en el que el romano Augusto César la declara municipio y le otorga una gran independencia. Posteriormente la ciudad tiene un raro y venerable epíteto: “Felix” que explica que la ciudad de Rab era ya entonces una ciudad desarrollada y civilizada y que sus habitantes disfrutaban del lujo del agua, balnearios, un teatro, templos, arreglo en las calles y muchas otras cosas.

Aunque ya queda poco de la ciudad antigua de Rab, vale la pena de ver el preservado y próspero Rab de la época románica temprana y tardía, que trajo consigo un nuevo tipo de urbanismo y maravillosa arquitectura de casas, iglesias, monasterios y campanarios influenciados por el espíritu mediterráneo. Vale la pena vivir la experiencia del efusivo ambiente de piedra y observar los numerosos portales de piedra y ventanas, que separan la vida ruidosa exterior de un secreto oculto.

Invierno en la isla de Rab

Rab

Al tener un clima templado, Rab puede ser fresco pero no frío en el invierno. No se trata de la temporada de las playas, pero es el tiempo perfecto si te gusta disfrutar del aire libre.

Algunas razones para visitar Rab en invierno:

– Menos turistas. El casco antiguo de Rab es muy pequeño y durante la temporada de invierno suele estar casi desierta, lo que lo convierte en un escenario perfecto para pasear por sus calles.

– Es más barato. Excepto por el periodo de Navidad y Año Nuevo, cuando los croatas se dirigen a su perla del Adriático, las tarifas Rab son hasta un 50 % más baratas en invierno, pero eso sí solo unos pocos están abiertos.

– Más auténtico. Sin la multitud de turistas, se puede apreciar la isla tal y como es.

– Fiestas Locales. Participar en las fiestas locales de Rab puede ser una manera maravillosa de experimentar la cultura local, “Rabske vedute” en octubre es un evento pequeño y acogedor, en noviembre uno puede experimentar la espiritualidad local del “Día de todos los santos”, en diciembre es el campeonato abierto de la pesca del calamar, incluso las fiestas de Navidad son especiales en Rab, donde se realizan conciertos y celebraciones.

Imágenes cortesía de Tomislav Bilic y Tess.