La ciudad de Phnom Penh, un destino en pleno florecimiento

9 septiembre, 2015

Phnom Penh es la ciudad más poblada y la capital de Camboya. Es el centro financiero y político del país y en los últimos años se ha convertido en un atractivo destino turístico.

Ha logrado superar de forma relativamente rápida las décadas de enfrentamientos y guerras para convertirse en una de las potencias del oriente del sudeste asiático.

Como una típica ciudad grande de Asia, sus calles y avenidas padecen de un caos vehicular, sin embargo, éste se mezcla con la elegante herencia francesa que se puede apreciar en sus edificios. Finalmente, todos los elementos son unificado por la filosofía de budista que domina la región y se ve de alguna forma en todos los rincones de la ciudad.

La ciudad lleva el nombre en honor al “Templo Colina”, el Wat Phnom Daun Penh. El cual se construyó en el año 1373 sobre una colina artificial de 27 metros de altura. En él, se alojan cinto estatuas de Buda que un su pueden ver en la actualidad.

La ciudad de Phnom Penh: pasado y presente

Phnom Penh tiene dos millones de habitantes, una superficie de 372 kilómetros cuadrados, un pasado trágico y un futuro brillante.

Las construcciones son en resumen: modernos edificios de negocios, tradicionales templos budistas, y los vestigios de la antigua colonia francesa que solía ser la ciudad. El palacio real es una muestra de la mezcla que existe en la ciudad de Phnum Penh, es tecnología francesa con diseño camboyano, que data del siglo XIX. Ahí se puede visitar la pagoda de plata y el templo del buda de esmeralda.

Dos grandes atracciones importantes de la ciudad, Museo Tuol Sleng (Museo del Genocidio) y Choeung Ek (Campos de exterminio). Ambos muestran el pasado cruel y oscuro de la ciudad  de Phnom Penh. Estos recuerdan de los crímenes inhumanos cometidos por Pol Pot y los Jemeres Rojos.

En sombrío contrate con la realidad actual, el Museo Nacional de Camboya, muestra una colección de la época de oro camboyana. Esculturas de dioses hindús, muebles ancestrales, antigua alfarería y pinturas, son parte de la exposición. Por cinco dólares por persona, se puede apreciar una de las mejores colecciones de arte de Camboya. Lamentablemente no se permite tomar fotos dentro del recinto, pero de igual forma vale la pena visitarlo.

La mejor parte de la ciudad de Phnom Penh, es la sorprendentemente económico que puede resultar la estadía y alimentación. Hay hoteles de buena categoría a tan solo 40 dólares por noche, y comida para todos los paladares a buenos precios igualmente. Es uno de los destinos más económicos de Asia,  además de ser uno de los que poco a poco ha ido emergiendo. Si buscan contraste entre todas las partes, esta es la ciudad ideal.

Imágenes cortesía de Akshay Mahajan y Jonas Hansel