La ciudad de Luxemburgo, lugar de altos estándares

· 29 junio, 2013

Luxemburgo es una ciudad que figura entre las más desarrolladas, las más ordenadas y una de las que tiene los mejores estándares de vida de toda Europa. Su infraestructura va de lo medieval a lo contemporáneo, sus ofertas de hoteles y restaurantes son abundantes y para diversos gustos, mientras que son monumentos y museos crean un enorme deseo en el visitante de ver y aprender más sobre esta ciudad del centro-oeste de Europa. Aquí te contaremos las razones por las que la ciudad de Luxemburgo debe ser contada como uno de los grandes destinos turísticos de Europa y te darás cuenta que tomarla en cuenta en tu recorrido por el Viejo Continente es una decisión inteligente.

No es ningún secreto entre las personas que leen sobre destinos turísticos que la ciudad de Luxemburgo cuenta con niveles de seguridad y baja criminalidad absolutamente ejemplares, entre los mejores del mundo. Allí el turista se puede desplazar por las calles, plazas y otros sitios públicos en un ambiente de gran seguridad, con su atención puesta en el maravilloso paisaje urbano en lugar de sujetar con cuidado su bolso por temor a un robo. La razón de esto quizás tiene que ver con el estándar de vida que ha alcanzado esta ciudad y este país, colocándolos siempre en los primeros lugares en diferentes listas realizadas por organizaciones internacionales. La industria de servicios se ha desarrollado tanto en Luxemburgo, que el visitante se encuentra con personas amables y dispuestas a ayudar al viajero, pues son conscientes de la importancia de mostrarse agradecidos con los turistas que aportan también a la economía del lugar.

Fort Thüngen, monumento y museo

El fuerte Thungüen, o Fort Thüngen, ejemplifica muy bien la audaz manera en que esta ciudad se ha desarrollado, manteniendo un admirable balance entre conservar su patrimonio cultural y al mismo tiempo ser una urbe moderna y atenta a las nuevas tendencias. Ubicado el noreste de la ciudad, este fuerte solía ser un sitio de defensa de la ciudad y fue construido en 1732, con el mismo nombre que tiene hoy, en honor a un barón austriaco que comandaba esta fortificación. Sin embargo, el edificio fue en gran parte demolido en el siglo XIX, cuando se pensó que debido al nuevo estado de neutralidad de Luxemburgo respecto a los problemas entre otras naciones europeas, el fuerte era algo inútil. A pesar de ello, el monumento volvió a ser reconstruido y fue tomado en cuenta para ser parte del moderno complejo del Museo de Arte Moderno de Luxemburgo. Entre 1999 y 2006 se construyó en nuevo museo, junto a los muros del fuerte Thungüen, logrando una exquisita combinación entre la estructura vieja con los diseños contemporáneos del resto del museo.

Las ofertas culturales en Luxemburgo son inmensas, en la ciudad abundan otros importantes museos como el Museo Nacional de la Historia del Arte y el Museo Nacional de Historia Natural, además de importantes teatros donde se realizan conciertos de gran prestigio en el ambiente musical europeo.

La ciudad cuenta también con una posición sumamente privilegiada, en medio de rutas de transporte que conectan ciudades de Francia, Alemania y los Países Bajos. Luxemburgo es un lugar fácil de llegar y con un moderno sistema de transporte para trasladarse alrededor de la ciudad una vez que se está allí.

Luxembourg2

Su excelente combinación de historia y modernidad, su prestigioso nivel de vida que figura entre los mejores del mundo y su variada oferta cultural son motivos importantes para decidirte a viajar a este maravilloso destino.

Imágenes cortesía de Cayambe y Damacar1, en ese orden.