La Chapada Diamantina, joyas naturales de Brasil

· 16 septiembre, 2013

Aguas puras que brotan en las cumbres de la región de Bahía, en Brasil, descienden en cantarines arroyos para lanzarse juguetonas por toboganes de cataratas vertiginosas hasta zambullirse en transparentes piscinas naturales.

La Chapada Diamantina es extensa meseta repleta de bellezas indescriptibles. Cañones y sierras, montes y colinas con siluetas de fantasía, frondosos valles, imponentes cascadas, lagos cristalinos, cuevas con pequeñas lagunas azuladas y ciudades coloniales – confirmando que el corazón de esta tierra era de diamantes.

La Chapada Diamantina

Esta meseta que ocupa un extenso territorio de 38.000 km² ubicados en la zona centro del estado de Bahía en Brasil. Allí nacen los ríos Paraguaçu, el Jacuipe y el río de Contas. Es posible que la propuesta turística de cultura y naturaleza sea la más completa de todo Brasil. Además, todo ello acompañado de una excelente oferta hotelera y gastronómica hacen de Chapada Diamantina un destino ideal.

Turismo Bahia

Algunos fenómenos naturales son impactantes, como el Pozo Encantado o la Catarata de Fumaça con una caída de 360 metros. Pero las posibilidades son múltiples en el lugar, una ducha de catarata, visitar las inmensas cuevas con figuras naturales de estalactitas y estalagmitas, excursiones por las antiguas sendas de los extractores de diamantes o montar a caballo por los exuberantes valles de flora autóctona disfrutando de bromelias, orquídeas y margaritas silvestres.

Buscando la paz

Entre cumbres y valles se han ido formando comunidades alternativas que buscan en este maravilloso entorno su propio camino. La belleza del Valle do Capão o los picos cumbre de Bahía: el Pico do Barbado (con 2.033 metros es el más alto del nordeste) y el Pico das Almas (1.958 metros), tal vez sean el reclamo que atrae a este lugar a muchos que buscan la paz lejos del mundanal ruido.

Pero también hay misterios en la zona. Mientras caminamos contemplando el paisaje entre rincones frondosos, aguas cristalinas, arenas coloridas con hermosas montañas en el horizonte, surge Igatu, curiosa ciudad fantasma construida con piedras entre las grutas, despertando la curiosidad por tan enigmático lugar.

La Fiesta del Agua

Aunque toda la Chapada Diamantina es como un collar de perlas con maravillas engarzadas unas con otras, hay que resaltar su belleza acuática. Su famosa Cachoeira da Fumaça es una caída de 360 metros de altura que, al no tener volumen de agua suficiente para cubrir todo el trayecto, forma un espectacular efecto al ser diseminada por el viento.

Otras cascadas importantes del lugar son la Cachoeira do Sossego y la Cachoeira do Buracão. Las azules aguas del Pozo Encantado y el concierto acuático de arroyos, ríos y riachuelos descendiendo por barrancos hasta los lagos, grutas y piscinas naturales hacen también las delicias del visitante. Toda esta “Fiesta Acuática”, va acompañada por las cuevas de Lapa Doce y Pratinha, las montañas del Vale del Capão y el exuberante paisaje de la Chapada Diamantina.

Esta explosión de naturaleza virgen invita al deporte de aventura como rafting, rapel, espeleología, buceo, cañonismo y barranquismo entre otras actividades. Os dejamos un precioso vídeo con las maravillas del lugar. Que lo disfruten.

Imágenes cortesía de Danielle, Explora, Turismob y Magnus.