La capital más tranquila de Sudamérica: la ciudad de Sucre

· 18 octubre, 2013

La ciudad de Sucre se encuentra en la región centro sur de Bolivia, en el departamento de Chuquisaca, y comparte su estado de capital junto con la ciudad de La Paz. Bolivia se encuentra en el corazón de Sudamérica, justo en el centro, desprovista totalmente de costa, rodeada por Brasil, Paraguay, Argentina, Chile y Perú.

Sucre es una ciudad donde se resume toda la historia de Bolivia, desde sus orígenes en los tiempos coloniales hasta los días más modernos. Apodada “la ciudad Blanca” nos ofrece su arquitectura perfectamente conservada que data del siglo XVI, teatros, museos, y otros edificios históricos en un ambiente que sorprende a sus visitantes por la tranquilidad de sus calles y relajada atmósfera. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991.

Técnicamente hablando, la capital administrativa de Bolivia es La Paz, y es sede del gobierno y del poder legislativo. Mientras que la ciudad de Sucre es la capital constitucional  y es sede de la suprema corte y el poder judicial.

La ciudad de Sucre primero fue conocida como Choquechaca, el cual era el nombre originario del pueblo Charca nativo de ese lugar. Con la llegada de los españoles, la ciudad fue refundada como la Ciudad de la Plata de la Nueva Toledo, o simplemente La Plata, en 1538.  Luego, fue rebautizada como Chuquisaca. Hasta que finalmente en honor al libertador Antonio José de Sucre, se le llamó La Ilustre y Heroica Sucre, que luego fue acortado a Sucre.

Paseo por la ciudad de Sucre

La población en la ciudad de Sucre no supera los 400.000 habitantes. Es una ciudad relativamente pequeña para tener un estatus de capital, y por tanto se puede recorrer totalmente a pie. Así se disfruta mejor su arquitectura neoclásica increíblemente bien conservada, que es una mezcla de tradiciones arquitectónicas locales e importadas de Europa.

Lugares que visitar

Es obligado comenzar el recorrido por el corazón de la ciudad de Sucre, la Plaza 25 de Mayo. Allí encontramos la catedral, la alcaldía, cafés, restaurantes, bares, y no podía faltar: Wi-fi Gratis. Es el lugar perfecto para ver pasar el mundo mientras disfrutas de comida bebida.

No tendrás que alejarte más de cinco cuadras de la Plaza 25 de Mayo para conocer los lugares claves en la ciudad de Sucre. Los museos que se tienen que visitar son: primero, La Casa de la libertad, el cual expone objetos y pinturas relacionados con la historia y las luchas de independencia de Bolivia.

Luego, el Museo de Charcas es una mansión colonial restaurada del siglo XVII, y consiste en tres minimuseos. El primero está dedicado a exponer el arte colonial de los siglos XVI y XVII, el segundo es un museo de folclore donde se puede aprender de los rituales, ver una colección de momias sudamericanas, y objetos de barro, y el tercero es un museo de culturas pre-colombinas.

La ciudad de Sucre es el hogar de una gran población de indígenas, que mantienen sus tradicionales vestimentas y venden diversos productos en los mercados locales y ferias. Sucre es más que una encantadora ciudad colonial, es de alguna forma testigo de las trasformaciones de Bolivia, y al mismo tiempo, guardián de las más antiguas tradiciones.

Imágenes cortesía de Attraction Voyages Pérou & Bolivie y Yann Duarte.