Flevolanda, Países Bajos: tierra de tulipanes y espectaculares campos

· 11 julio, 2013

Los Países Bajos, en su geografía relativamente pequeña, guarda grandes tesoros arquitectónicos, artísticos, naturales y paisajísticos. Un gran ejemplo de ellos es Flevolanda, provincia localizada en la parte central del país y que ha pasado a ser un sitio sumamente representativo de los Países Bajos por sus característicos campos sembrados de tulipanes, esparciendo hileras de colores por las áreas rurales de esta provincia. Ya que este país es uno de los más visitados a nivel mundial, y adonde posiblemente te interesa viajar, te presentamos las principales atracciones de la provincia de Flevolanda. Esperamos que si viajas a los Países Bajos incluyas esta región en tu itinerario de viaje y veas todas estas maravillas de primera mano.

Flevolanda tiene una población de cerca de 400 mil habitantes, con ciudades como Lelystad, Almere y Emmerloord. La provincia comprende 1419 km², de los cuales 993 km² están en el agua. Una buena porción de la parte terrestre de Flevolanda es el producto de una impresionante obra de ingeniería en la que se reclamó el lugar que ocupaba previamente el mar. A partir de las primeras décadas del siglo XX y hasta 1968, se logró encerrar el mar y convertirlo en un lago; luego, se le fue reclamando terreno al lago hasta llegar a construir verdaderas islas artificiales unidas a la antigua línea costera por medio de puentes.

Debido a este proceso de formación de esta provincia, la mayoría de su historia es muy reciente. En la década de 1980 los habitantes de Flevolanda decidieron convertirse en una nueva provincia.

Actividades para hacer en Flevolanda

Recorrido por los campos de tulipanes. Varios de los mejores sitios para ver los campos de tulipanes se encuentran en la provincia de Flevoland, que han sido clasificados tan encantadores como los que se ven en Holanda. Entre estos campos cabe mencionar Oostelijk Flevoland y Noordoost Polder. Como turista, tienes la posibilidad de obtener información sobre estas rutas en las oficinas de turismo del lugar y realizar los recorridos en bicicleta, en automóvil o, ¿por qué no?, caminando. La mejor época para ver estas flores es en la primavera.

Visita al parque de Oostvaardersplassen. Esta área natural, que en sus inicios fue pensada para convertirla en una zona industrial, empezó a albergar plantas y animales que, sumados al hermoso paisaje de pastizales y charcos, le han dado un ambiente fascinante al lugar.

Visita a la ciudad de Almere. En esta ciudad no encontrarás monumentos históricos anteriores a la década de 1970, pues se trata de la ciudad más joven de los Países Bajos. Lo que sí podrás encontrar son edificios muy modernos y varias facilidades de servicios como un moderno teatro, restaurantes y sitios de compras.

Visita a la antigua isla de Schokland. Durante el asombroso proceso de ganarle tierra al mar, la antigua isla de Schokland dejó de ser tal y pasó a forma parte del territorio de Noordoostpolder en 1942. A pesar de haber estado poblada desde la Edad Media, la antigua isla fue deshabitada con el paso del tiempo debido a las recurrentes inundaciones. Hoy, el lugar está en la Lista de Sitios Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, y alberga puntos arqueológicos y un museo.

flevoland2

Flevoland es un sitio de estupendos paisajes y sitios naturales que podrás admirar estando en una provincia y territorio de formación ingeniosa y reciente.

Ambas imágenes cortesía de F.d.W.