El Parque Nacional Los Quetzales de Costa Rica, la selva más pura

· 4 agosto, 2013

Con un relieve sumamente accidentado, el Parque Nacional Los Quetzales de Costa Rica alberga una biodiversidad fabulosa, varios ríos, bosques lluviosos, pantanos y una de las mejores selvas tropicales de montaña del mundo – un excelente lugar para observar al Quetzal, una de las aves más llamativas del mundo.

El Parque Nacional Los Quetzales

Está situado en la provincia de San José, Costa Rica, entre el Océano Pacífico y la Cordillera de Talamanca, con una extensión de 5021 hectáreas posee zonas con una altitud que varían entre 1240 y 3190 metros sobre el nivel del mar.

En la cuenca alta del río Savegre, la zona selvática es de una vegetación tropical frondosa, con enormes árboles que llegan a tener hasta 40 metros de altura, mientras que las lianas, musgos y líquenes tapizan el suelo.

El Parque Nacional Los Quetzales es un destino ideal para quienes gustan del senderismo, allí encontrarán largos y sinuosos caminos para recorrer a la sombra de estos enormes árboles cubiertos de musgos.

El Quetzal

El Parque Nacional Los Quetzales de Costa Rica es el hábitat para muchas especies de aves, entre ellas el Quetzal (Pharomachrus mocinno), o Quetzal guatemalteco, Quetzal mesoamericano. Es un ave de tamaño mediano y de una gran belleza, de intenso plumaje en el que destaca el verde eléctrico y el rojo escarlata de su pecho y vientre.

Se trata de una especie en riesgo ya que sólo vive en los bosques nubosos de América Central y del sur de México, y su territorio original, estas junglas de montaña también conocidas bosques nublados, que son su territorio original, están amenazadas por la deforestación.

El Quetzal

Pero no sólo el Quetzal habita esta selva de Costa Rica, sino también una gran diversidad de especies – alrededor de 500 -, entre ellas, nutrias, mapaches, osos hormigueros, coyotes, jaguares y pumas.

No obstante, lo que existe es un creciente turismo de observación de aves, que atrae a aficionados de todo el mundo hasta estas selvas de Costa Rica. Gran cantidad de aficionados a la ornitología se acercan a este Parque Nacional para observar al Quetzal y otras aves como el Jilguero, o solitario carinegro (Myadestes melanops), y el Tarin de lomo amarillo (Carduelis xanthogastra), lo cual ya ha generado un actividad ecoturística que sirve de sustento a los pobladores locales.

Imágenes cortesía de Alex y Frank Vassen.