El Parque Nacional de Simien, Etiopía

· 16 septiembre, 2013

El Parque Nacional de Simien en Etiopía, se ubica en las montañas Simen, que forman parte del macizo Etíope, en la región de Amhara en el área Semien Gondar. El parque posee 16500 hectáreas y fue creado en 1969.

Características del parque

El Parque Nacional Simien, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se compone por mesetas que se separan por valles y por picos que llegan a alcanzar los 4000 metros sobre el nivel del mar.

En este parque nacional se encuentra el monte más alto de Etiopía y el cuarto de toda África, el Ras Dashen con una altitud de 4553 metros sobre el nivel del mar. Además de este pico destacan otras cumbres como el Biuat con 4437 metros y Abba YYared de 4460 metros. Se trata de uno de los pocos lugares de África donde nieva con cierta regularidad.

En las montañas de Simen, a pesar de ser escarpadas y altas, se encuentran varios pueblos y villorrios. Hasta el siglo XV fueron habitadas por los judíos que residían en Etiopía, antes de que sufrieran los diferentes ataques por parte de los emperadores cristianos, tras lo cual se dirigieron a la antigua provincia de Dembiya, en la región Amhara en Gondar.

Toponimia

Simien en amárico significa “norte”. Sin embargo, según Richard Pankhurst, dicha palabra significa “sur” en la lengua gueza, una forma más ancestral de la palabra. Esto sería porque estas montañas se encontraban ubicadas al sur de Aksum, en el centro de la antigua civilización del país.

El clima y la vegetación del Parque Nacional de Simien

Parque Nacional Simien
Parque Nacional Simien

El clima de la región donde se sitúa el parque es semiárido, con unas precipitaciones menores a 600 milímetros anuales, que suceden desde octubre a abril. Existen tres tipos de vegetación que cambian de acuerdo a la altitud. Entre los 3000 y 3300 metros, se encontraban cedros y mañíos que, en su gran mayoría, han sido sustituidos por cultivos agrícolas. Hasta los 4000 metros, se conservan unos cuantos bosquetes de brezo y salvia. En los más de 4000 metros de altitud, se encuentran praderas semialpinas, afloramientos rocosos y bosquetes de brezos gigantes, que suelen alcanzar incluso los siete metros de altura.

Fauna del parque

El lobo etíope (Canis simensis), el gelada (Theropithecus gelada) y la cabra de Abisinia (Capra walie) son los mamíferos más importantes que conserva este parque nacional. Los tres son originarios de Simien, y el primero y la última están en peligro de extinción.

En cuanto a las aves los que más destacan de esta zona montañosa son el halcón borní (Falco biarmicus), el buitre orejudo (Torgos tracheliotus), el águila cafre (Aquila verreauxii), el quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) y el cernícalo vulgar (Falco tinnunculus).

Imágenes cortesía de Alan Davey.