El Monumento Nacional White Sands en Nuevo México

· 19 septiembre, 2013

Las dunas de yeso de Nuevo México se encuentran en el llamado Monumento Nacional White Sands, al norte del desierto Chihuahuense, en Estados Unidos y muy cerca de la frontera con México. Se trata de dunas blancas y brillantes que forman una estampa maravillosa.

En el sureste de Estados Unidos, se ubica este conjunto de gigantesca dunas de yeso, de 426 kilómetros cuadrados, que hacen de este desierto de dunas de yeso el más grande del mundo. Dichas dunas se encuentran en un cambio continuo, ya que se elevan, crecen y decrecen, y siempre se están moviendo.

Se trata de un ambiente en extremo y hostil, donde incluso las plantas y animales adaptados a este clima deben luchar a diario para poder sobrevivir. Son muy pocas las especies que consiguen crecer lo suficiente para poder subsistir a ser cubiertas por la blanca arena del lugar.

De la misma manera, en el Monumento Nacional White Sands, en el estado de Nuevo México, se pueden encontrar animales que han llegado a desarrollar una pigmentación blanquecina para poder camuflarse en la blanca arena de las dunas de yeso. Dicho monumento también tiene el objetivo de ofrecer conservación y protección a las misma dunas, y a la flora y fauna que habitan en el lugar.

Recorridos por el Monumento Nacional White Sands

Monumento Nacional White Sands

En White Sands existen diversos senderos por los que puedes caminar para observar las maravillas del lugar. Existen cinco recorridos que puedes realizar, unos son más difíciles y otros más fáciles, elige el tuyo.

Sendero de la Playa. Se trata de un recorrido plano y fácil de 300 metros de ida y vuelta que lleva a una pequeña playa. Son unas playas que, a poseer una muy baja altura suelen llenarse de lluvia en las temporadas de tormentas. Se trata de unas playas típicas del desierto.

Sendero Boardwalk. Este es otro recorrido fácil, de unos 585 metros y por él es posible acceder con sillas de ruedas o carritos de niño. Se trata de un paseo tablado que te lleva mediante áreas de las dunas de yeso. Por el camino se pueden observar las huellas de los animales autóctonos y flores silvestres.

Sendero Dune Life. Esta es una ruta con una dificultad media. Tiene 1,6 kilómetros de extensión y se puede recorrer en una hora. No es un paseo difícil, pero es necesario subir una pendiente de duna al inicio del recorrido.

Sendero Backcountry Camping. Se trata de una ruta de 3,5 kilómetros de dificultad media. Se suele completar en alrededor de una hora y media. Se ubica a 9,7 kilómetros de Dunes Drive, donde se debe girar hacia la izquierda en el desvío de la carretera y seguir las directrices hacia “Backcountry Camping”.

Sendero de Alkali Flats. Se trata del recorrido más difícil. Posee una duración de aproximadamente tres horas y tiene 8 kilómetros. Es la ruta que va al corazón de las dunas altas. En esta caminata se pueden observar las espectaculares dunas blancas y el antiguo Lake Otero que actualmente se encuentra seco. Para guiarse por este sendero, hay que seguir los postes.

Imágenes cortesía de Dean Souglass y Richard Bonnett.