El impresionante castillo Nijo en Kioto, Japón

· 22 abril, 2013

En el centro de la histórica ciudad japonesa de Kioto, se encuentra un estupendo castillo que ocupa una importante área de esta ciudad, el castillo Nijo. El complejo, que sobresale por sus jardines, edificios y fortificaciones, está abierto al público y representa una excelente muestra de la historia de esta gran urbe japonesa.

La historia del castillo

En el siglo XVII, Kioto mantenía el título de capital de Japón y se encontraba todavía en recuperación después de la destructiva Guerra de Onin en el siglo XV. Después de este conflicto, en el que varios clanes buscaron el dominio de Japón, las autoridades de Kioto fortificaron y restauraron la ciudad, proceso que alcanzó su mayor esplendor en el siglo XVII.

El castillo comenzó a ser construido en 1601, bajo las órdenes de Tokugawa leyasu, el fundador del shogunato Tokugawa, gobierno militar que fue el último de ese tipo en ejercer su poder en Japón. Sin embargo, el castillo fue completado por otro líder, Tokugawa lemitsu, en 1626. En 1939, la ciudad de Kioto paso a administrar la fortaleza y fue abierta al público en 1940.

nijo2

Los principales atractivos del castillo

El castillo de Nijo cuenta con dos muros fortificados concéntricos, cada una con su respectivo foso. Una de las construcciones más bellas es el palacio Ninomaru, adornado con finos detalles y que cuenta con varias habitaciones clasificadas por estatus social. La principal puerta de entrada al palacio Ninomaru es impresionante. Además de las construcciones, el castillo alberga bellos jardines, finamente diseñados y elaborados. En los jardines destacan los árboles de cerezo, que como publicamos en un artículo reciente, alcanzan una belleza especial en Japón durante la primavera.

Este esplendoroso castillo es definitivamente una de las atracciones que deberías tomar en cuenta al visitar Kioto, una ciudad que además cuenta con otros impresionantes monumentos históricos, facilidad de transporte y una buena oferta de restaurantes y lugares para pasar la noche.

Imágenes cortesía de Pazuzu, Dingy y Jakub Hałun.