El glaciar Jostedalsbreen, el más grande de Europa continental

· 7 septiembre, 2013

El glaciar Jostedalsbreen (o Jostedal) se encuentra en Noruega y se trata del glaciar más extenso de la Europa continental, ya que hay glaciares más grandes, pero en islas del norte de Europa como en el archipiélago Svalbard, pertenecientes también a Noruega.

Características del glaciar

Jostedalsbreen tiene una extensión de 487 km² y abarca los municipios de Balestrand, Luster, Jølster y Stryn. El punto más alto del glaciar se encuentra a los 2018 metros sobre el nivel del mar y se llama Brenibba, mientras que el punto más bajo se encuentra a los 350 metros sobre el nivel del mar en dos de los brazos del glaciar Nigardsbreen y Bøyabreen. Jostedalsbreen posee una longitud de más de 60 kilómetros y en algunos de sus puntos se llega a acumular una capa de nieve de hasta 600 metros.

Jostedalsbreen se ubica dentro del Parque Nacional de Jostedalsbreen, el cuarto Parque Nacional más grande de Noruega, que tiene una extensión de nada más y nada menos que unos 1.310 km².

Historia

El glaciar Jostedalsbreen surgió alrededor de 500 a. C. por causa de un enfriamiento del clima. Fue alrededor del año 1750, que gracias a la Pequeña Edad de Hielo, el glaciar tuvo su mayor extensión. Desde ese evento, este glaciar, así como muchos otros, ha ido disminuyendo.

Muestra de ello es que en el año 2006 el brazo Briksdalsbreen haya perdido unos 50 metros de hielo en tan sólo unos meses. Aunque otros análisis apuntan incluso a un retroceso más grave, unos 146 metros. Esto supone el aviso del peligro que puede haber si ocurre la separación de este brazo del campo de hielo superior. Es por este motivo que el montañismo ha sido prohibido en la zona.

Caminatas guiadas para visitar el glaciar

Jostedalsbreen

En Jostedalsbreen es posible realizar un paseo. Los paseos por el hielo son una experiencia increíble, pero también exigen tener un estado de alerta, un conocimiento de ciertas técnica y el equipo necesario.

Debido a que la masa de hielo está en constante movimiento, puede presentar peligros inesperados de profundas grietas (a menudo cubiertas de nieve), por lo que las avalanchas o los desprendimientos de grandes bloques de hielo suelen ocurrir. Siempre hay peligro de derrumbe de hielo, incluso en el frente del glaciar.

Debido a ello, si se quiere visitar Jostedalsbreen es sumamente importante garantizar nuestra seguridad mediante el uso de guías autorizados y nunca aventurarnos al glaciar o cerca de él por nuestra cuenta.

Durante el período de verano se suelen realizar varias visitas guiadas a la gran mayoría de los glaciares. Eso sí, recuerden llevar ropa de abrigo, sombreros, zapatos, guantes y gafas de sol – que nos protejan tanto del frío y como del reflejo de la luz solar en la nieve. Además, se recomienda estar en forma para realizar este paseo, ya que no se trata de una caminata nada fácil…

Imágenes cortesía de Guttorm Flatab.