El extraordinario Lago de Nicaragua

· 9 junio, 2014

El Lago de Nicaragua es el más grande de Centroamérica. Tanto, que los conquistadores españoles lo llamaron “La Mar dulce”. Queda al sureste del país, muy cerca del Océano Pacífico. Lo atraviesa una cadena volcánica que dio lugar a la formación de varias islas e islotes. En total tiene 3 grandes islas y 400 islotes.

Su nombre original fue “Lago Cocibolca”, según la lengua de los indígenas náhuatl. No hay un acuerdo sobre el significado de la palabra “Cocibolca”. Algunos piensan que traduce el “lugar donde se destruyen los camaroncitos”. Otros indican que significa “lugar de la Gran Serpiente”. Y hay quien asegura que la traducción más exacta es: “lugar donde está el más grande de los gemelos”.

Peculiaridades del Lago de Nicaragua

El Lago de Nicaragua es el único en el mundo que alberga tiburones de agua dulce. Estos animales lograron desarrollar mecanismos de adaptación a la zona; entran y salen libremente a través del Río San Juan, en donde desemboca el Lago.

El Lago es tan grande que si estás en una orilla, no alcanzas a ver la orilla opuesta. Como un mar verdaderamente. Tiene además grandes olas y fuertes tormentas que obligan a retroceder a los navegantes. Una verdadera joya de la naturaleza.

A sus orillas se levantaron las ciudades de Granada y San Carlos. Granada es la ciudad de mayor interés histórico en toda Nicaragua. Se le llama “La Gran Sultana”. Tiene hermosas calles de estilo colonial, con una gran plaza y un mercado en donde se vende la pesca diaria del Lago de Nicaragua. También cuenta con una hermosa catedral, que está entre las más bellas de Centroamérica.

San Carlos tiene un espectacular mirador que da al Lago de Nicaragua. También alberga un nostálgico malecón, ideal para dar un paseo tranquilo o para degustar los pescados frescos del lago. Una población rodeada de verde por todos los costados, en donde la atmósfera es alegre y familiar.

El Lago de Nicaragua, un verdadero paraíso.
El Lago de Nicaragua, un verdadero paraíso.

Las islas y los islotes

Tanto se parece el Lago de Nicaragua al mar que también cuenta con islas e islotes. Estos últimos suman casi 400. Unas se agrupan bajo el nombre genérico de “isletas de Granada”; otras son conocidas como el “Archipiélago de Solentiname”. Las dos grandes islas son “Zapatera” y “Ometepe”.

La Isla de Ometepe es la formación volcánica más grande del mundo en un lago de agua dulce. Tiene dos imponentes volcanes: el de Concepción y el Maderas. También es hogar de una impresionante biodiversidad, por lo que ha recibido el título de “santuario de flora y fauna”.

La Isla Zapatera, al igual que la de Ometepe, fue un santuario indígena durante la época precolombina. Hay una gran cantidad de petroglifos, estatuillas y cerámicas que han sido encontradas allí, como vestigios de esas civilizaciones. No ha sido impactada por el turismo y por eso conserva muchos de sus parajes en estado completamente natural.

Las Isletas de Granada son en total 365 y están habitadas por comunidades artesanales. También tienen una importante infraestructura turística. El Archipiélago de Solentiname, por su parte, incluye 36 islas, varias de ellas deshabitadas, pero con una riqueza natural portentosa.

Imágenes cortesía de Zach Klein y Stoschmidt.