Ciudad de Qufu: el hogar de Confucio

· 24 septiembre, 2013

Confucio digo una vez: “Aprende a vivir y sabrás morir bien”, frase que es una pequeña pincelada que resume el pensamiento de su escuela. Tras su muerte, en su pueblo natal, la Ciudad de Qufu, ubicada en la provincia de Shandong, China, fue construido en su honor un templo, que con los siglos ha sido destruido y reconstruido numerosas veces.

La humilde casa de Confucio pasó a convertirse en la Ilustre mansión de la Familia Kong donde vivirían todos sus descendientes directos, y sus restos fueron enterrados en un cementerio en el cual descasa junto con 100.000 de sus descendientes. Es un gran sitio arquitectónico con una historia que se remonta a más de 2000 años atrás, se le denomina en su conjunto como: “Tres Sitios de Confucio”, los cuales fueron declarados patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Confucio nació en la Ciudad de Qufu, sus enseñanzas dejaron un legado que aún está presente en nuestros días. Desde galletas de la fortuna, hasta toda una doctrina de vida, Confucio fue uno de los más influyentes pensadores, políticos y pedagogos de China. Fue profesor de cientos de estudiantes, ministro de príncipes y, conejero de reyes durante todo el siglo V y IV a.C. en China.

Templo y cementerio de Confucio, y la residencia de la familia Kong en la Ciudad Qufu

Dos años después de la muerte de Confucio, su casa fue declarada templo por el emperador Gao. Se convirtió en una tradición que los emperadores visitaran el templo de Confucio después de ser coronados, y también cada vez que se ganaba una guerra.

El templo de Confucio se construyó justo en la antigua morada del pensador chino. Fue reconstruido y renovado en dos ocasiones a lo largo de los siglos, debido a los dañados causados por el vandalismo y el fuego. En la actualidad, se encuentra en el centro de la Ciudad de Qufu. Sus 100 edificaciones rodeadas por una gran muralla, recuerdan mucho a la mismísima ciudad prohibida en Pekín. Cuenta con aproximadamente 460 habitaciones y nueve patios,  y ocupa 16,000 m² de área.  Es el segundo complejo de este tipo más grande de China (superado solamente por el Palacio Imperial).

El cementerio de Confucio se encuentra ubicado a un kilómetro al norte de la ciudad de Qufu. Conocido como: “El Bosque sacrosanto”, en el podemos encuentra la tumba de Confucio y de todos sus descendientes. Ha permanecido en el mismo sitio por 2500 años, y redondea casi 100.000 tumbas dentro del recinto. Es el cementerio familiar más grande y más antiguo del mundo.

Todos los familiares de Confucio habitaban en el palacio de la familia Kong. Estos estaban encargados del mantenimiento del templo y las celebraciones religiosas que se realizaban en el mismo. También conocida como la “Mansión del Duque Yansheng”, fue construida durante la dinastía Song y Jin en el siglo X. Se encuentra en la actualidad al este del Templo de Confucio.

Al igual que el templo sufrió muchas remodelaciones y reconstrucciones durante los siglos. Hoy por hoy, el palacio tiene una clásica disposición china: Salones oficiales al frente, y cuantos residenciales en la parte trasera. En su totalidad tiene 152 edificios con 480 habitaciones y ocupa un área de 12.470 m². Los habitantes la ocupaban de acuerdo con la edad, el género y el estatus que poseían. Por ejemplo: el hermano menor de Confucio ocupaba la sala Yi Gun, al este y el mayor de los descendientes del filósofo residía en la parte central de los tres edificios principales.

medium_246776679

Imágenes cortesía de Alexander, Kanegen, Preston Rhea y j. kunst.