Cinco claves para encontrar vuelos baratos

· 21 febrero, 2014

Todos queremos que el transporte en avión nos resulte lo más barato posible. A veces escuchamos a otros alardeando de los increíbles precios que pagaron por sus boletos. Nos preguntamos entonces cómo hicieron para acceder a semejantes gangas. En realidad no es cosa del otro mundo. Simplemente se trata de aplicar algunos sencillos consejos que enseguida te presentamos.

Elige el mejor momento

Seguramente sabes de sobra que los boletos de avión son más costosos en temporada alta. Lo mismo ocurre con las fechas próximas a los días feriados o a eventos de gran envergadura. No es un secreto para nadie que los precios del viaje pueden incrementarse hasta en un 70% durante esos lapsos. Procura elegir entonces otros momentos para viajar.

Lo mismo ocurre con algunos días de la semana. Las tarifas suelen ser más elevadas los lunes, viernes y domingos. A veces la diferencia puede ser notablemente significativa. Por eso es importante que escojas otros días de la semana para tu viaje.

En cuanto a las horas, hay una enorme diferencia entre viajar por la noche o en horas de la madrugada, que hacerlo en otros momentos del día. Las tarifas varían bastante y aunque estos horarios impliquen algunas incomodidades para ti, consigues varios vuelos baratos que hacen valer la pena el esfuerzo.

La anticipación

Es importante que estés al tanto de las promociones en las tarifas aéreas. Debes suscribirte a las páginas que informan sobre descuentos en pasajes aéreos. También a las web de las aerolíneas. En ambos casos recibirás constantemente información sobre las promociones especiales. Estos datos pueden ser muy útiles si cuentas con la posibilidad de ser flexible a la hora de programar tu viaje.

A veces consigues gangas increíbles para los viajes aéreos.
A veces consigues gangas increíbles para los viajes aéreos.

En cualquier caso, lo mejor es que comiences a investigar al menos con un mes de anticipación a la fecha que has definido para viajar. Considera que lo ideal es reservar tu boleto con al menos 21 días de anterioridad al vuelo.

Si no tienes obligación de viajar en una fecha determinada, entonces debes permanecer atento a las ofertas de última hora, que suelen ser las más jugosas en términos de ahorro.

Flexibilidad en el itinerario

Es claro que lo más cómodo es tomar un vuelo directo. Eso te ahorra tiempo y esfuerzo, pero no dinero. Habitualmente son mucho más baratos los vuelos que incluyen escalas en destinos intermedios. Revisa en la página de tu aerolínea y podrás comprobarlo.

También debes evaluar si tu mejor opción es un vuelo que vaya directamente a tu punto de destino. En ocasiones resulta más económico viajar hasta el aeropuerto de una ciudad próxima y terminar el trayecto por tierra. No siempre ocurre, pero aunque parezca sorprendente, en ocasiones el ahorro puede ser enorme.

Clubes de viajeros frecuentes

Inscribirte en uno de los varios clubes de viajeros frecuentes puede ser una estupenda alternativa. Normalmente no te exigen más que algunos datos en línea y te dan un registro gratuito. Con esta suscripción comienzas a acumular millas que luego puedes canjear con grandes beneficios. Debes tener en cuenta que el cambio no se puede hacer en todas las temporadas del año y que en ocasiones te cobran algún costo por el canje.

Imágenes cortesía de alobos Life y vizcochino