Budva, Montenegro: preciado destino de veraneo

· 29 junio, 2013

Budva es uno de los destinos turísticos más importantes del mar Adriático, un lugar de historia milenaria, con una movida vida nocturna y con playas de arena suave que convierten el sitio en un popular destino para los vacacionistas, especialmente en los meses de verano. Se trata de un sitio de bellezas arquitectónicas y naturales, donde el azul del mar, el verde de las colinas del campo a lo lejos y el color blanco de los muros de la mayoría de edificios ofrecen una palestra de colores y atracciones de especial hermosura.

Budva está ubicada en el centro de la costa adriática de Montenegro, con una población de alrededor de 15 mil habitantes. La posición privilegiada del lugar lo hacen uno de los principales destinos donde los turistas montenegrinos, europeos y de otras regiones del mundo se trasladan a bañarse en sus playas, probar su rica gastronomía y a visitar los monumentos históricos que abundan en un lugar con tanta historia como Budva. El clima también ayuda mucho con esta popularidad, pues la ciudad presenta un clima típicamente mediterráneo, con veranos cálidos y soleados.

El distrito histórico

La ciudad de Budva ha sido mencionada en documentos históricos desde el siglo V a.C., y las evidencias arqueológicas señalas que la ciudad ha estado habitada por cerca de 3500 años, lo que la convierte en una de las ciudades más antiguas del mar Adriático. En tiempos antiguos, la ciudad recibió mucha influencia de naciones cercanas, como los griegos y los romanos; mientras que durante la Edad Media el sitio estuvo bajo la influencia de poderes más cercanos, como los serbios. No pasó mucho tiempo hasta que Budva cayó bajo el poder de Venecia, un dominio que duró desde el siglo XV hasta el siglo XVIII. Después de estar sujeta a la jurisdicción de otras potencias europeas, la ciudad formó parte del Imperio austriaco hasta 1918. En su historia más reciente, Budva pasó de ser parte de Yugoslavia a ser parte del estado independiente de Montenegro.

Debido a los varios siglos que duró su influencia, la mayoría de los encantadores edificios que se observan en el distrito antiguo fueron edificados en los tiempos de dominio veneciano. Este distrito está rodeado de muros que también datan del tiempo en que Venecia ejercía su influencia en la región. En 1979, un terremoto destruyó muchas de las edificaciones históricas, pero Budva decidió reconstruir su legado arquitectónico y, después de 8 años, el distrito histórico volvió a lucir prácticamente como lucía antes del sismo.

Las playas de Budva

Gran parte de la costa de Budva consiste en la preciada Slavic Beach, o playa Eslava. El sitio cuenta con varios establecimientos y facilidades a lo largo de la playa que ofrecen los servicios de restaurantes, bares y sitios para comprar bebidas y bocadillos.

El distrito histórico tiene a un lado la marina y al otro una pequeña playa que se encuentra junto a los muros antiguos del pueblo.

A pocos kilómetros al sureste de Budva se encuentra el espectacular islote de Sveti Stefan, que es en realidad un promontorio unido a la costa por una hermosa playa de color rosa.

budva2

Como puedes apreciar, pasar unas vacaciones fenomenales en este sitio es algo fácil de hacer con tantas atracciones disponibles.

Imágenes cortesía de Bratislav Tabaš y Bratislav Tabaš.