Bora Bora, herencia francesa por naturaleza.

· 15 enero, 2014

Como parte de la herencia De la Polinesia Francesa, Bora Bora ha sido uno de los atractivos turísticos más importantes del país, más aún porque cuenta con la fina belleza que procede de su naturaleza virgen otorgada por sus colonizadores europeos.

Ubicada al noroeste de Tahití, Bora Bora es uno de los lugares más prestigiados para visitar por su inigualable belleza en las costas, y su increíble conformación de islotes, que hacen que le de una apariencia de “Una isla perdida entre las rocas” a todo el lugar.

Bora Bora está conformada por una isla central y un conjunto de islotes o motus (Como los llaman los lugareños) que rodean a una preciosa laguna multicolor, lo que la convierte en el centro de atracción para todos sus visitantes. En ese lugar concurren mucho para hacer todo tipo de deportes que implique un espacio abierto y seguro para prácticas acuáticas como el windsurf, esnórquel, y demás actividades submarinas.

Los arrecifes de coral son muy populares en la zona, y la variedad de peces que habitan allí abundan por color y tamaño, y son ideales los avistamientos de estas criaturas para completar la visita exótica de la isla. Esta actividad es la más opcionada entre las muchas que tienen preparadas los anfitriones del lugar.

Bora Bora_

Los hoteles del lugar son una maravilla en cuanto a comodidad y seguridad, pero uno en especial es el más apetecido por los visitantes, además de que cuenta con la ubicación más impresionante que cualquier otro, este se encuentra sobre el mar y, al igual que muchos otros, están acondicionados con las mejores características de la industria hotelera para garantizar la máxima relajación a sus huéspedes durante su estadía.

En la isla se encuentran un sin número de posadas y hostales que brindan otro de los atractivos más importantes del lugar, acampar al aire libre. El lugar cuenta con más de 38 km cuadrados de selvas tropicales, perfectas para adentrarse en ellas en busca de una caminata ecológica y segura con la compañía de toda la familia. Es indispensable realizar caminatas en este lugar cuando se piensa vacacionar y descansar ahí, no se sabe qué otras maravillas se puedan encontrar en este paraíso.

Además de todo esto, en el sitio se encuentran otras opciones divertidas para hacer como la caminata alrededor de la isla, lo que puede llevar a las personas a conocer la huella de los antepasados, la caverna sagrada y el ascenso del monte Pahia. Por otra parte, existen otros lugares de relajación como Spas de belleza con fama internacional, que se encuentran en los mismos hoteles, más fácil aún para el alcance de todo aquel que lo quiera utilizar.

Bora_Bora

En cuanto a la gastronomía, la isla no brinda un menú tan especial, así que es habitual que se sirva toda clase de platillos a base de pescado, y ofrecen otras alternativas de comidas cotidianas como pizzas, hamburguesas, pastas, ensaladas, sándwiches, comida china, entre otras.