Bienvenidos a Sofía, la encantadora capital de Bulgaria

· 21 julio, 2013

Dentro de Europa del Este, Sofía es un destino turístico mucho menos frecuentado que ciudades como Praga o Varsovia, pero es un lugar fantástico para conocer, una hermosa ciudad con mucha historia y muchos sitios que asombrarán al viajero.

La capital de Bulgaria

La capital de Bulgaria posee una población de casi 1.300.000 habitantes y es la ciudad más grande e importante del país – es su centro administrativo, económico y cultural -. Se encuentra situada al oeste del territorio de Bulgaria, asentada sobre los montes Vitosha.

Sofía es una de las capitales más antiguas de Europa, su historia se remonta al siglo VIII a. C., y la impronta de los diferentes pueblos que han dominado esta ciudad se manifiestan, por ejemplo, en su arquitectura, con edificios de estilo otomano, otros de estilo ruso ortodoxo y también del período en que Bulgaria formó parte de la URSS .

Ya hablamos en otro post de los templos de Sofía, ciudad que es un muy importante centro religioso, ya que es la sede de la Iglesia ortodoxa búlgara y cuenta con la impresionante Catedral de Alejandro Nevski.

Museos y galerías de arte

Sofia - Panagyurishte Treasure Room Panorama

Muy cerca de esta catedral se encuentra el Museo de Historia Nacional, uno de los museos de historia más importantes del planeta. La Academia de Ciencias de Bulgaria, y en especial, la Galería de Arte Nacional de Bulgaria, un majestuoso edificio situada en el Royal Palace, con una colección de alrededor de 50.000 piezas de arte búlgaro, son otros sitios que interesarán a los amantes de la historia y el arte.

Otros lugares a visitar en Sofía

Otro lugar a conocer para el viajero que visita la capital de Bulgaria son el Puente de las Águilas, un lugar muy frecuentado por los habitantes de Sofía. Se trata del principal punto de encuentro de la ciudad ya que de allí parten la mayoría de los autobuses urbanos.

El Edificio Hali es el mejor lugar para hacer compras en Sofía. Hablamos de un mercado cubierto construido en 1911. Toda clase de tiendas se pueden encontrar allí, se venden desde comidas hasta infinidad de souvenirs. También es otro lugar de encuentro y conversación para los habitantes de la ciudad. Un sitio muy pintoresco, sin duda.

Edificio Hali de Bulgaria

Si se viaja con niños una buena idea es recorrer La tierra de las atracciones de Sofia, un parque de diversiones que abrió sus puertas al público en el año 2002 y que es visitado por miles de personas cada semana.

Cerca de allí se encuentra el zoológico de la ciudad, un lugar donde los más pequeños también encontrarán mucha diversión. El zoológico de Sofía es uno de los más antiguos de Europa, fue construido en el año 1888 por orden del Zar Fernando, un monarca ruso con aficionado a las ciencias naturales.

Luego de la caída del comunismo, Sofía, experimentó un cambio radical. Hoy es una ciudad moderna, viva y con una atractiva movida nocturna. Desplazarse por esta ciudad utilizando el metro y los tranvías resulta práctico y económico. Y, en general, los precios en Sofía no son nada elevados, por lo que no es necesario disponer de un gran presupuesto para lanzarse a descubrir la capital de Bulgaria.

Imágenes cortesía de Yovko Lambrev, vintagedept y eesti.