Algunos datos sobre el protector solar

· 6 agosto, 2013

Como ya conocemos, es muy importante protegernos del sol cuando vamos a la playa. Es necesario que recordemos que al no hacerlo estamos fomentando que se nos produzcan lesiones, quemaduras y, al largo plazo, enfermedades tan peligrosas como el cáncer de piel. Es por ello que es sumamente importante el uso del bloqueador o protector solar para evitar que suframos alguno de estos problemas. Te invitamos a conocer algunos datos interesantes sobre este producto que probablemente no conocías.

El protector solar y su uso a través de los años

El uso del bloqueador solar no es tan novedoso, desde hace mucho tiempo y en muchos diferentes lugares del mundo se han usado cremas que funcionaban como protectores o bloqueadores solares. Estos productos se elaboraban con distintos materiales naturales como el arroz o el aceite de oliva entre otros. Esos bloqueadores antiguos, como podemos imaginar, tenían grandes diferencias con los actuales, pero muchos de ellos ya contenían, en esencia, los principios de este tipo de protección.

No fue hasta el siglo XX cuando se dio inicio a la elaboración de bloqueadores o protectores solares tal y como los conocemos en la actualidad. Este avance fue debido a los grandes descubrimientos médicos de los últimos años, que ayudaron a desarrollar efectivos y potentes protectores solares actualmente muy utilizados por millones de personas alrededor del mundo.

Características del bloqueador solar

Un protector solar se compone de ingredientes naturales como extractos herbales, o de partículas inorgánicas. Independientemente del material que esté hecho, el protector solar crea una capa física que evita que los rayos UV toquen directamente la piel. Por lo tanto, una capa protectora refleja dichos rayos.

Asimismo, otros protectores realizan una reacción química que absorben los rayos solares y los convierten en calor. Estos procesos son inofensivos para la piel humana. De hecho, estudios actuales han demostrado que los bloqueadores solares son una de las mejores cremas antiarrugas que existen en el mundo, gracias a sus componentes.

Protector solar

Comúnmente, los protectores o bloqueadores solares inhiben la producción de vitamina D, la cual es muy importante para la piel. Sin embargo, los estudios han demostrado que tal deficiencia de esta vitamina es insignificante, por lo que no hay que preocuparse por ello. Asimismo, podemos consumir otros productos o alimentos para obtener la vitamina D que nuestro cuerpo necesita.

Finalmente, cabe señalar que una de las opciones más populares en la actualidad es utilizar bloqueadores solares en spray. El problema de este tipo de productos es que son un poco peligrosos pues no se deben aplicar cerca de una flama o fuente de calor intenso. Muchos accidentes de personas que han utilizado este tipo de productos han sucedido precisamente porque su aplicación se ha hecho sin haber tomado las precauciones debidas.

Es importante recordar también que la aplicación del protector solar debe hacerse 15 minutos antes de exponerse por primera vez al sol, lo que se debe de repetir cada dos horas o después de haber tenido contacto con el agua. Lo mejor es utilizar cremas con un alto grado de protección solar, ya que son las más eficientes y seguras.