Visita a la Misión de El Álamo, Texas

· 27 abril, 2013

Una visita a la misión de El Álamo le permite al visitante comprender mejor la idiosincrasia de Texas, el enorme estado sureño de Estados Unidos. La misión, actualmente un museo, es uno de los puntos de interés turístico más visitados de todo el estado, un monumento cuya visita vale más que muchas clases de historia.

Ubicado en el centro de la ciudad de San Antonio, el museo de El Álamo es uno de los sitios turísticos sitios históricos más populares de toda la Unión Americana, recibiendo millones de visitantes cada año. Llama la atención que un monumento relativamente pequeño pueda transportarnos a través de la historia y enseñarnos tanto.

En la primera parte del siglo XVIII, misioneros españoles establecieron pequeñas comunidades alrededor de la actual ciudad de San Antonio, principalmente con la intención de evangelizar a los pobladores nativos esta región. Las bases del edificio del santuario fueron puestas en 1744, aunque debieron ser reconstruidas en 1758, ya que parte del edificio colapsó. En la segunda mitad del siglo XVIII, la población nativa que habitaba en la misión empezó a decaer, debido a los ataques de tribus vecinas y la confiscación del ganado de la misión por parte del gobierno. En la década de 1790 la misión fue secularizada, y tiempo después abandonada.

En las primeras décadas del siglo XIX, El Álamo pasaría primero de manos españolas a manos mexicanas, con la independencia de México en 1821; y de manos mexicanas a manos texanas, con la lucha independentista de Texas en los años de 1835 y 1836. Sin embargo, este último conflicto no desapareció tan fácilmente, y El Álamo fue testigo de continuas batallas por el dominio de la región entre texanos y mexicanos.

En 1935, el ejército mexicano se rindió ante las fuerzas texanas en El Álamo y abandonaron el lugar; sin embargo, los primeros regresaron en febrero de 1836, y por varios días asediaron la misión. Los mexicanos lograron tomar control del complejo el 6 de marzo de 1836, derrotando a los independentistas texanos. A pesar de ello, el general y presidente de México, Antonio López de Santa Anna, fue derrotado en la Batalla de San Jacinto y accedió a firmar el Tratado de Velasco, que reconocía la independencia de Texas y mandaba el retiro de los combatientes mexicanos de la región.

En 1846, durante la guerra entre Estados Unidos y México, el ejército americano tomó control de la misión y ésta fue ampliamente restaurada. En 1855, se decretó por ley que la misión le pertenecía a la Iglesia Católica, la cual vendió la propiedad de la capilla en 1883 al estado de Texas. A inicios del siglo XX, la misión del Álamo fue adquirida por la organización llamada The Daughters of the Republic of Texas, que se encargó de recaudar dinero para comprar el sitio y restaurarlo, la misma organización que mantiene la propiedad del sitio hasta el día de hoy.

alamo2

Actualmente, el complejo comprende el Santuario, el Long Barrack Museum y el Gift Museum, entre los cuales también se puede observar bellos jardines. El lugar está abierto todo el año, excepto la Víspera de Navidad y el Día de Navidad. La entrada es gratuita.

En tu visita a Texas deberías tomar el tiempo para visitar la ciudad de San Antonio y, especialmente, el complejo de El Álamo. Allí descubrirás las raíces centenarias de la rica herencia de la región.

Imágenes cortesía de Daniel Schwen y Zygmunt Put.