Viaje a Salamanca, en el V Centenario de la catedral Nueva

· 17 mayo, 2013

En 1513, hace 500 años, Fernando El Católico dio las ordenanzas para construir una nueva catedral en la ciudad de Salamanca, que desde el siglo XV había crecido significativamente en importancia, sobre todo por la función de su universidad.

El resultado fue una magnífica obra arquitectónica que tardó más de 200 años en ser completada, y que actualmente es una de las mayores atracciones de esta ciudad española. Este año se celebran varios eventos para conmemorar el V Centenario del inicio de esta gran construcción, una buena oportunidad para hacer un viaje a Salamanca.

Salamanca se ubica a unos 175 km al noroeste de Madrid, y es la capital de la provincia que lleva el mismo nombre, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Es posible trasladarse desde Madrid hasta Salamanca en tren, el cual conecta con Ávila; en coche, también vía Ávila; así como en autobús interurbano (autocar). Desde Barcelona, se puede llegar por avión hasta el aeropuerto de Salamanca.

En el Barrio Viejo de Salamanca, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988, se pueden encontrar muchos edificios y espacios públicos de gran relevancia histórica y cultural. En esta ocasión nos referimos a la Catedral Nueva, la cual se localiza hacia el sur del casco histórico, contigua a la catedral Vieja y al lado sur de la plaza de Anaya.

Esta espectacular catedral, que presenta elementos del gótico tardío y del barroco, debido a los más de dos siglos que tardó en ser construida, está dedicada a la Asunción de la Virgen. Desde el exterior sobresalen la cúpula y la torre de la catedral, así como su fachada principal, la cual cuenta con hermosos detalles que representan escenas del Nacimiento y la Epifanía, arriba de cuyas escenas se encuentra un relieve de Cristo Crucificado. En el interior, se pueden encontrar numerosas capillas bellamente ornamentadas.

Si el visitante se siente interesado en apreciar los muchos detalles en el exterior de la catedral, puede trasladarse al lado norte del edificio, o flanco izquierdo, donde podrá observar el relieve de un astronauta. Esta idea surgió con la restauración de la puerta de Ramos de ese lado de la catedral, la cual estaba deteriorada y, durante su restauración en 1992, se esculpió esta figura siguiendo la tradición de añadir una imagen de los tiempos actuales durante cada restauración. Lamentablemente, la imagen del astronauta sufrió actos de vandalismo en 2010, y perdió un brazo. En definitiva, un objeto curioso y poco común en las catedrales de 500 años de antigüedad.

astronauta_salamanca

Durante este año, en la catedral se estarán llevando a cabo eventos, principalmente conciertos, como parte de la celebración del V Centenario de esta monumental obra. Así que ya lo sabes, si deseas visitar Salamanca, puedes tomar ventaja de la relativa cercanía a Madrid y de la gran celebración que se realiza en esta ciudad actualmente.

Imágenes cortesía de Coque y Ramón Cutanda.