Viajar para aprender idiomas, ¿puede ser económico?

· 24 febrero, 2013

Los idiomas van tomando cada vez más importancia en nuestra sociedad y, por ello, cada vez son más los padres que intentan dar una sólida base de idiomas a sus hijos. Sin embargo, muchas veces nos encontramos con que, aunque hayamos estudiado durante años un idioma, cuando debemos hablar con una persona nativa o bien debemos viajar al país extranjero, somos incapaces de entender lo que nos dicen y de seguir el hilo de la comunicación y, por mucho que hayamos estudiado, aunque hayamos empezado siendo niños, el problema será el mismo.

¿Por qué? Porque no vivimos en el país de origen ni nuestros profesores son nativos. Para acabar con este problema, lo mejor que podemos hacer los padres es enviar a nuestros hijos al país en el que se hable la lengua que estamos aprendiendo.

Intercambios y becas de estudios en el extranjero

Enviar a nuestro hijo a otro país es algo que puede ser duro para los padres y, más, si no conocemos las maneras en las que se puede hacer y nos preocupamos por la seguridad de nuestros hijos. Por ello, la mejor manera para quedarnos tranquilos es ir a través de una agencia o de una institución educativa. De esta manera, sabremos en cada momento cómo están nuestros hijos, con quien están, qué hacen, etc.

Clase de nglés

Hay varias maneras en las que podemos hacer este favor a nuestros hijos. Para empezar debemos decidir si queremos que nuestro hijo se vaya solo en verano o si queremos que estudie durante todo un año académico en el país de destino. Esto es muy importante, pues de ello dependerá el tiempo en el que nuestro hijo estará fuera de casa. Si queremos que pase todo un año estudiando en el país, aprenderá mucho mejor la lengua y se acostumbrará a usarla para todo, mientras que si va solo un verano, la exposición queda reducida a tres o cuatro meses.

Podemos enviar nuestros hijos a casa de una familia de acogida o bien los podemos enviar a un centro en el que estarán controlados a todas horas y seguirán los horarios que los otros niños hacen. Para que esto nos salga algo mejor de precio, podemos ir a la escuela de idiomas en la que estudia nuestro hijo y preguntar por las estancias en el extranjero que tienen. Por otro lado, podemos consultar en la web del Ministerio de España, las becas que se ofrecen para ir a estudiar en otro país.

Para que nuestros hijos aprendan perfectamente una lengua, no es suficiente con estudiar durante muchos años en su país, sino que deben tener contacto real con la lengua y esto solo se consigue estando en el país de destino y usando la lengua para todas las situaciones cotidianas y escolares con las que se encuentren.

Imagen cortesía de johnsember