Venecia, la Serenissima

· 17 enero, 2014

Ubicada al noreste de Italia, Venecia es denominada la ciudad más romántica del mundo. Sus aguas funcionan como calles y su medio de transporte son unos magníficos botes, los que funcionan muy bien como transportes colectivos que son muy útiles como taxis (lanchas de coste elevado) y los traghetti: barcas muy parecidas a una góndola pero sin decoración, que hacen de puente en diversos puntos del Gran Canal.

La clásica embarcación Veneciana es la Góndola, bastante reconocida por su utilización, tales como en bodas, funerales y otras ceremonias, aunque la mayoría de los turistas usa el Vaporetto, que cubre todas las rutas que son bastante extensas a lo largo del canal.

Sin duda una de las fiestas más reconocidas de toda Venecia es el Carnaval, el cual se declaró como festividad suprema en el siglo Xlll. A este fabuloso festival acudían viajeros y aristócratas de toda Europa, en busca de diversión y placer; aunque las grandes épocas de diversión desenfrenada desaparecieron, aún se sigue realizando tan importante carnaval, y sigue trayendo a personas de todo el mundo a disfrutar de su belleza y de su vigor.

No hay nada más estimulante que disfrutar de la bebida tradicional de Venecia, el “Spritz” en la plaza San marcos, donde Napoleón Bonaparte dijo que la plaza era el salón más bello de toda Europa, debido a los magníficos edificios legendarios que rodean toda la plaza.

Uno de los edificios más importantes que se encuentra en este lugar es La basílica de San Marcos, admirada y elogiada por su magnífica estructura y su exquisita arquitectura; los edificios que delimitan el resto de la plaza son las procuradurías nuevas y viejas, el palacio Ducal, y finalmente la torre del reloj. Todo esto va a acompañado de magníficos suelos y decoraciones en piedra de Istia, perfecta para los amantes de la historia y la geología.

Venecia, Canal Grande

Otros lugares bastante interesantes son la galería de la academia donde se guardan todos los bustos y tallados en cuanto a la escultura en yeso, y biblioteca de San marcos, un suntuoso edificio construido por Jacopo Sansovino que se encuentra frente al palacio Ducal; son magníficas obras renacentistas de arquitectura, notable por la armonía clásica de sus fachadas y la minuciosa decoración que las recubre. Alberga en su interior una importante colección de documentos, así como obras de los pintores venecianos más eminentes.

Este asombroso lugar fue declarado por la UNESCO como patrimonio de la humanidad en el año de 1987 para el casco histórico de la laguna y la ciudad. ¿Qué cosa más bella existe que una ciudad de ensueño flotando en el agua? Su arte y su cultura son un propio descubrimiento de la variedad de opciones que existen como para adentrarse en la historia de cada uno de estos lugares.