Ushuaia, en los confines de la tierra

· 5 enero, 2014

Es el último punto poblado de la tierra. Está en Argentina, en La Patagonia para más señas. Se trata de una pequeña ciudad que lleva el sugestivo nombre de Ushuaia. También se le llama “El fin del mundo” o “La ciudad más austral del mundo” y tiene una belleza incalculable.

Ushuaia es un lugar donde pueden apreciarse los días más largos del planeta. En verano amanece hacia las cinco de la mañana y el sol termina de ocultarse pasadas las once de la noche. Durante el invierno, contrario a lo que pudieras pensar, el frío no llega a ser una verdadera molestia.

Ubicación

La ciudad se encuentra ubicada en las costas del Canal Beagle y está rodeada por una cadena montañosa. Ostenta el clásico paisaje patagónico, con su apacible misterio.

Puedes llegar allí por vía terrestre, aérea o marítima. Si vas por tierra, debes tomar la ruta nacional No. 3. Si te decides por el avión, la ciudad cuenta con un aeropuerto en perfectas condiciones y una pista privada en un club de pilotos. Si tomas la ruta marítima, el viaje puede ser aun más interesante. Llegarás a través del Puerto de Ushuaia, que es el segundo más importante del país en materia de contenedores, después de Buenos Aires. Si el punto de referencia son los cruceros turísticos, el Puerto de Ushuaia es el más transitado de todo el hemisferio sur.

Ushuaia, una ciudad hermosa.
Ushuaia, una ciudad hermosa.

Eventos

Aunque solo tiene 57 mil habitantes, cuenta con una vida cultural y turística bastante dinámica. Desde el año 2007 se celebra allí la “Bienal de Arte Contemporáneo del Fin del Mundo”, un evento que está entre los más importantes del cono sur.

En el sitio también tiene lugar el “Festival Internacional de Ushuaia” cada año. En éste se presentan las mejores orquestas de música clásica del mundo. El evento brilla con luz propia y ya es considerado uno de los más importantes de su género en todo el continente.

“Ushuaia a fuego lento” es un festival gastronómico internacional que tiene sede en esta hermosa ciudad. Y es que los ushuaienses son amantes de la buena comida. Sus platos son típicamente australes y por eso predominan los pescados y mariscos en la mayoría de sus preparaciones. Delicias como la centolla fueguina o la merluza negra son típicas de la región. También es famoso el “asado de cordero patagónico a la cruz”.

Deportes de invierno

La ciudad es visitada anualmente por miles de turistas. Eso hace que tenga una infraestructura atractiva para cualquier viajero. También ofrece variados centros de diversión, casi todos orientados a la práctica de deportes invernales.

Para esquiar está el Cerro Castor que tiene la temporada más larga de todo el hemisferio: es usable entre junio y octubre. Para patinar en el hielo, el mejor sitio es sin duda “Tierra Mayor”. Hay una pista de mil 300 metros para descenso en trineo, en el centro conocido como “Complejo Invernal Martial”. Eso por mencionar solo algunos de los sitios de diversión más destacados.

Ushuaia tiene hermosas calles y un cierto aire de extrañamiento que resultan muy seductores para el visitante. Si viajas allí a tu regreso podrás decir, sin titubear, que literalmente estuviste en “el fin del mundo”.

Imágenes cortesía de Rayandbee