Turismo en Calais, Francia

· 1 junio, 2013

En el área en que Francia y el Reino Unido se encuentran más cercanos, se ubica la ciudad de Calais, en la costa norte francesa. Es una ciudad de maravillas antiguas ―como los edificios históricos― y modernas ―como el Eurotúnel, que desde aquí conecta con Inglaterra―. En seguida te contamos qué se puede hacer y disfrutar en esta hermosa ciudad costera.

Calais pertenece a la región de Norte-Paso de Calais, la cual fue parte de los Países Bajos de los Habsburgo. La ciudad se encuentra en el límite entre el canal de la Mancha y el mar del Norte, en un lugar donde se puede llegar a apreciar la costa inglesa en un día claro y despejado. Con más de 75 mil habitantes, la localidad es un importante centro cultural.

Durante la Edad Media, la ciudad fue un punto de disputa y pasó a estar en manos de Inglaterra. A mediados del siglo XVI, Francia logró finalmente tomar posesión de Calais. Después de la conquista del lugar por parte de los franceses, el idioma holandés que era hablado por gran cantidad de la población, empezó a darle paso al francés como lengua dominante.

Además del turismo en Calais, la economía portuaria de la ciudad sigue teniendo una relevancia bastante estable, ya que Calais es un importante centro de comunicación marina con la ciudad de Dover en Inglaterra.

Los turistas tienen una amplia variedad de museos y monumentos para visitar en este centro urbano. Uno de los edificios que más llama la atención es el famoso Hôtel de Ville, que actualmente funciona como el ayuntamiento de la ciudad. La construcción fue edificada entre 1911 y 1925, pero diseñada con un estilo renacentista. La torre puede ser vista desde gran parte de la ciudad.

Al frente del Ayuntamiento se encuentra la escultura Los burgueses de Calais, obra el reconocido escultor francés Auguste Rodin. La escultura representa a los seis ciudadanos que se ofrecieron a ser ejecutados por el rey Eduardo III de Inglaterra, con tal de salvar al resto del pueblo. Finalmente, los heroicos ciudadanos fueron perdonados por el Rey, pero su valentía siguió siendo reconocida por la ciudad, lo cual llevó al encargo de esta escultura, que fue inaugurada en 1895. La urbe también posee un hermoso teatro, así como un museo de la Segunda Guerra Mundial.

Caláis es una ciudad icónica y muy representativa de esta región francesa, rica en cultura e historia.

Imágenes cortesía de Cwervaec y PMRMaeyaert.