Todo sobre las gafas de sol

· 1 junio, 2014

Las gafas de sol son uno de los elementos prácticamente indispensables en todo viaje. No necesariamente se usan solamente para ir a un lugar veraniego. Se han convertido en parte del atuendo diario y desde siempre han sido un emblema que identifica a los turistas.

A veces parece que solo se trata de elegir aquellas que vayan bien con el contorno de tu rostro o que representen el último grito de la moda. Sin embargo, el asunto es más complejo. No todas las gafas de sol te ofrecen la misma protección, e incluso hay algunas que pueden causarte daño.

¿Qué tipos de gafas de sol existen?

Las gafas de sol generalmente pertenecen a una de las siguientes categorías: 1) Cosméticas, cuando no ofrecen ningún tipo de protección y solamente se usan como parte de la vestimenta; 2) De propósito general,  si se emplean para reducir los destellos y deslumbramientos de luz; y 3) Especiales, las que ofrecen protección en actividades como el esquí o en la rutina cotidiana, en personas con ojos sensibles.

La ciencia ha establecido que la exposición a los rayos ultravioletas del Sol da origen a diversas enfermedades en los ojos. Abarcan problemas que van desde las cataratas, hasta la ceguera y varios cánceres oculares.

Por eso hoy día el uso de gafas para sol no es solamente un asunto de moda. Se trata de una medida de protección para tu salud.

Los diferentes tipos de gafas aseguran un cuidado en diversas proporciones. No hay una escala internacional unificada para medir el nivel de protección; por lo general se toman como base las cifras del estándar europeo “EN 1836”. En esa medición los rangos van de 4 a 0 (al igual que en los estándares australianos). Según la cantidad de luz UV que dejan pasar, se clasifican así:

4: del 3% al 8%

3: del 9 al 18%

2: del 19 al 43%

1: del 44 al 80%

0: del 80 al 100%

Debes elegir las gafas de sol que te protejan mejor.
Debes elegir las gafas de sol que te protejan mejor.

Criterios para elegir tus gafas de sol

Hay varios aspectos que debes tener en cuenta a la hora de adquirir unas gafas de sol:

No hay ninguna correlación entre el precio de las gafas y su capacidad para proteger tus ojos de la radiación UV.

Los lentes de color más oscuro no garantizan un mejor filtro de los rayos UV. De hecho, pueden ocasionarte más daño ya que si no cuentan con el filtro adecuado, pero a la vez oscurecen significativamente tu visión, la pupila se dilata y recibe con mayor fuerza los rayos UV.

Los colores más indicados para los lentes de las gafas de sol son el gris, el verde y el marrón. Estos colores no alteran los tonos, presentan buen contraste y cuidan tus ojos.

Los colores menos recomendados en los lentes son el azul y el violeta. No presentan ningún beneficio real.

Los mejores modelos son aquellos que tienen lentes grandes, especialmente si tienen un diseño envolvente, así protegerán tus ojos desde todos los ángulos.

Los lentes fotocromáticos y polarizados ofrecen una excelente protección.

Imágenes cortesía de Alexis Martín y KINO.