Todo lo que necesitas saber sobre el Turismo Espacial

· 27 octubre, 2013

El espacio exterior, era hasta hace siete décadas la ultima frontera que le hacía falta a la humanidad atravesar. Después del primer alunizaje en 1969, se vio probada la capacidad que el hombre era capaz de desarrollar con respeto a los viajes espaciales. Había surgido una nueva posibilidad. Por supuesto, ésto dio rienda suelta a todas las fantasías de viajar a través del espacio. Alimentados por la literatura, el cine y la televisión, millones de personas soñaron con viajar al espacio.

En la actualidad, el turismo espacial ofrece a cualquier persona la posibilidad de atravesar esta frontera. Por una módica suma de unos cuantos cientos de miles de dólares, varias empresas están dispuestas a llevarte al espacio por algunas horas, y luego devolverte sano y salvo a la Tierra, sin necesidad de que te vuelvas astronauta.

Un poco de Historia

En 2001, el multimillonario estadounidense Dennis Tito pagó 20 millones de dólares a la Agencia Espacial Federal Rusa para convertirse en el primer turista espacial al visitar la estación espacial internacional por algunos días. La NASA en su momento lo calificó como: “el capricho de un excéntrico”. Sin embargo, el abrió las puertas para que en los año siguientes otras cuatro personas más se animaran a viajar al espacio en su mejor condición de civiles y turistas, sin muchas preocupaciones más que el deseo de ver algo nuevo.

El Turismo Espacial una realidad palpable

La modalidad del turismo espacial se lleva estudiando desde 1996. Casi 20 años de desarrollo han hecho posible el turismo espacial que se conoce hoy en día – el cual se entiende como un viaje en un módulo espacial que te llevará sobre los 100 kilómetros de altura, que es donde se calcula está la frontera entre la atmósfera de la Tierra y el espacio. Luego de sobrevolar por algunas horas, apreciando la inmensidad del mundo en gravedad cero, la nave regresara a la tierra. Hay varias opciones disponibles que prometen a sus viajeros vivir una experiencia única en el espacio.

Una de las propuestas más destacadas es la de empresa aeronáutica Virgin Galactic. Con su sofisticada nave SpaceShipTwo, con capacidad para seis pasajeros y dos pilotos, prometen llevarte a “la frontera” en menos de un minutos (velocidad supersónica), para luego disfrutar por dos horas y media en el espacio experimentando algunos minutos de gravedad cero. Todo esto a un módico precio de 260 mil dólares con una reserva previa de 20.500 dólares.

Otra oferta interesante era la que hacia la empresa XCOR Aerospace, con su proyecto Lynx. Este ofrecía un paquete para un sólo tripulante (más un piloto), el cual disfrutaría de una sensación antigravedad más vistas increíbles en todo el vuelo. Media hora de vuelo a 95 mil dólares.

Existen otras opciones que varían mucho en precio. Todo depende de los kilómetros de altura, los sitios de partida y de aterrizaje, que no siempre son los mismos aunque se trate del mismo vuelo, así como de otros factores.

Imágenes cortesía de NASA’s Marshall Space Flight Center.