Tipos de turismo: ¿eres un turista cultural?

· 8 abril, 2013

Como sabemos, hay diferentes tipos de turismo para los diferentes gustos, presupuestos, disponibilidad, etcétera. Te queremos presentar las diferentes clasificaciones de turismo para que tú elijas cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades. Vamos a empezar con el turismo cultural, definiendo qué es, qué actividades se pueden hacer, y algunos consejos y recomendaciones que hay para esta modalidad de turismo.

Definición de turismo cultural

El turismo cultural se puede definir como aquel que incorpora actividades relacionadas con la cultura, la historia, la gastronomía y el idioma del lugar que se visita. Por ejemplo, algunas de las actividades que se pueden hacer son visitar museos, restaurantes locales e investigar sobre la historia de la ciudad o del pueblo. El turista cultural tiene un interés genuino por estos aspectos; si en realidad eres este tipo de viajero, debes tener un interés natural por la cultura y la historia del pueblo visitado.

Recomendaciones para el turista cultural

A continuación te presentamos algunos lugares y actividades que puedes realizar como turista cultural:

El distrito histórico de la ciudad. Generalmente, este tipo de viajero se siente atraído por el distrito o casco histórico de la ciudad que visita. Allí puedes encontrar innumerables ejemplos de arquitectura y rasgos de historia.

cultural2

Museos. Los museos son una de las atracciones principales para aquellas personas interesadas en conocer la historia y la cultura de una localidad. Las diferentes exhibiciones del museo pueden otorgarte una oportunidad inmensa de conocimiento.

Fiestas y celebraciones. El turista cultural puede descubrir mucho en las ferias, festividades, celebraciones y diferentes costumbres que se observan en el destino que visita. Allí puedes interactuar con los locales y conocer de primera mano los diferentes aspectos culturales del lugar.

El idioma. Como sabemos, una de las mejores maneras de aprender un nuevo idioma es conversando con los hablantes de esa lengua. Los turistas culturales generalmente muestran un gran entusiasmo por aprender el idioma del país que visitan, si es diferente al suyo. Si este es tu caso, aprovecha entablando conversaciones con personas que se muestren amigables y que entiendan que estás aprendiendo una nueva lengua. Ellos apreciarían tu esfuerzo y además podrías hacer nuevas amistades.

Escenas de cine y literatura. Otra actividad muy interesante, y que también puede ser divertida, es visitar las localidades que han sido tomadas en cuenta por escritores o cineastas para ser incluidas en libros y películas. Puedes visitar el lugar donde algún personaje realizó una escena que te agrado mucho e hizo que ese libro o película pasara a ser parte de tus favoritos.

Restaurantes locales. Este aspecto es definitivamente uno de los más placenteros. El turista cultural puede darse gusto conociendo la gastronomía de la ciudad o del pueblo, visitando los restaurantes locales para descubrir por sí mismo la tradición culinaria del lugar.

Si tú también te consideras un turista cultural, esperamos que estas opciones y recomendaciones que te hemos presentado aquí te ayuden a disfrutar más tu viaje y a sacar el mejor provecho del mismo.

Imágenes cortesía de Wallyg y Remi Mathis.