Relájate en los baños turcos de Estambul

· 17 noviembre, 2014

Quien visita Turquía, más concretamente Estambul, lo hace buscando conocer la historia de la antigua Constantinopla, capital de los tres imperios, el Romano, Bizantino y el Otomano. Además de sus encantadores monumentos y distintos lugares históricos y culturales. Es por ello que Estambul, es una de las ciudades más visitadas del mundo.
Pero no podemos hacer un viaje hasta Estambul y no probar un baño turco o Hammam, ya que es una manera de impregnarse de la cultura turca, además de poder relajarnos y purificar nuestro cuerpo y mente. ¿Os apetece tomar un baño turco en alguno de sus Hamam?

Cemberlitas, uno de los mejores baños turcos de Estambul

baño turco cemberlitas

Comenzamos nuestro recorrido por los distintos baños turcos de Estambul, haciendo una parada en el más famoso de todos, el Hamam Cemberlitas. Está situado cerca del Gran Bazar, en pleno centro histórico de la ciudad. Fue construido por la sultana llamada Nurbanu en el año 1584, lo que hace que se note en el diseño.

Cuando entras en el Hamam Cemberlitas, podrás observar un hall de entrada donde te dan unas toallas de cuadros, posteriormente pasarás al vestuario. Aunque pueden entrar hombres y mujeres, los tratamientos se hacen por separado. El baño turco se divide en distintas partes, el Atrio, la zona de frío, la templada y el caldarium o caliente.

Allí encontrarás una enorme base de mármol donde te realizan los distintos tratamientos, como disfrutar de la sauna, baño de espuma, masaje con aceites o exfoliación.

Hamam de Suleymaniye

Hamam de Suleymaniye

El Hamam de Suleymaniye es uno de los más antiguos de Estambul, además es el único mixto de toda la ciudad, por lo que es ideal para parejas. Está situado junto a la Mezquita Suleymaniye, por lo que forma parte del recinto. Fue construido entre 1550 y 1557 para el sultán Suleymaniye el Magnífico.

Posee una espectacular arquitectura típica otomana, con grandes plataformas de mármol, estructuras abovedadas con linternas, para que entre la luz natural al interior. En la actualidad es uno de los mejores baños turcos de Estambul, los tratamientos duran 90 minutos e incluyen baños de espuma, esfoliación y masajes.

Hamam Cagaloglu

SONY DSC

Este fantástico Hamam turco fue construido en 1741 por el sultán Mahmut I, con la idea de poder sostener económicamente su biblioteca y mezquita. Este baño turco, está situado en el centro histórico de la ciudad y posee un diseño innovador y espectacular.

Todas las zonas del Hamam están cubiertas por bóvedas con linternas, que a su vez están sostenidas por arcos, columnas y pilastras. Posee dos áreas diferenciadas, una para hombres y la otra para mujeres. Llama la atención el espectacular diseño de su gran bañera, que combina el estilo barroco y clásico, con el otomano.

En el centro del Hamam, hay una espectacular piscina de mármol y en el centro de la piscina hay una gran fuente.

Hamam Galatasaray

danza vientre

El Hamam Galatasaray es otro de los baños turcos donde poder disfrutar y relajarnos. Está situado en la zona de Beyoglu y fue construido en el año 1487 durante el reinado del sultán Beyazit II. Hay que destacar su espectacular decoración en mármol y sus fuentes.

En este Hamam además de poder realizar todos los tratamientos de un baño turco, puedes disfrutar también de menús de comidas, espectáculos de danza del vientre y conciertos de orquestas orientales.

Imágenes cortesía de my Life, the Universe, la_imagen, Roser Goula, Cristian Viarisio y Atticus Finch..