Paseo por la plaza de España en Roma

· 13 junio, 2013

La plaza de España en Roma es conocida como uno de los lugares abiertos más populares de La Ciudad Eterna, y eso es evidente no sólo por la ubicación céntrica de esta plaza en la capital italiana, sino también por los monumentos que se encuentran dentro y alrededor de esta plaza. Realicemos un paseo por este hermoso espacio público, pasando por el palacio de España, por la fuente, la escalinata y finalizando en la esplendorosa iglesia de la Trinità del Monti.

La plaza de España se localiza en el distrito de Campo Marzio IV. La razón por la cual el lugar tiene este nombre es porque allí se encuentra la Embajada del Reino de España ante El Vaticano, edificación también conocida como palacio Monaldeschi o palacio de España. La primera sede diplomática española ante El Vaticano fue inaugurada en 1480, bajo el reinado de Fernando El Católico. El actual edificio fue ocupado por la misión diplomática española en 1647, comprándolo a la familia de los Monaldeschi. Este palacio recibió obras de ampliación que fueron diseñadas por Francesco Borromini, el reconocido arquitecto de origen suizo.

Al frente de palacio de España está la columna de la Inmaculada Concepción, una imponente obra que fue erigida allí por encargo de Fernando II de las Dos Sicilias. La columna fue inaugurada el 8 de diciembre de 1857, precisamente el día de La Concepción. En la base de la columna se encuentran las estatuas de Moisés, Isaías, David y Ezequiel.

Uno de los primeros monumentos que se alcanzan ver al mirar hacia el centro de la plaza es la Fontana della Barcaccia, una encantadora fuente de estilo barroco, inaugurada en 1627. La obra se hizo por encargo del papa Urbano VIII y tiene la forma de una barca medio hundida. Se dice que se escogió construir la fuente con esta forma debido a una inundación del río Tíber, que pasa no muy lejos de esta plaza, en 1598. Al parecer, después de tal inundación, cuando ya las aguas del río habían cedido, una barca quedó puesta en medio de la plaza, lo cual creó el deseo de hacer una fuente que recordara este acontecimiento. El papa Urbano VIII, un reconocido mecenas del arte, le encargó el proyecto a Pietro Bernini, un escultor originario de Sesto Florentino en Toscana, y a su hijo Gian Lorenzo Bernini, quien llegaría a ser conocido como uno de los más influyentes artistas del movimiento barroco, creador de obras de tal calidad como Éxtasis de Santa Teresa.

Al este de la fuente se alza la famosa escalinata di Trinità del Monti, que lleva hasta iglesia del mismo nombre. Esta escalinata fue construida en la década de 1720, obra financiada por el gobierno de Francia.

Finalmente, se llega hasta hermosa iglesia de la Santissima Trinità dei Monti. La iglesia se empezó a construir en 1502 por encargo de Luis XII de Francia, y fue inaugurada en 1585. La edificación muestra un bello estilo renacentista, aunque también presenta algunos rasgos góticos de las primeras décadas de su construcción.

Piazza_di_Spagna2

La plaza de España es, como el lector podrá comprender, uno de esos lugares que no se deberían perder al visitar Roma.

Imágenes cortesía de Mstyslav Chernov y Fczarnowski.